Memorias de Sostenibilidad en la empresa

En este marco surge la G.R.I (Global Reporting Iniciative), en un esfuerzo internacional para crear un marco común para la elaboración de memorias económicas, medioambientales y sociales integrando a las distintas partes interesadas que eleve las prácticas de elaboración de memorias de sostenibilidad en todo el mundo a un nivel equivalente al de los informes financieros.

Global Reporting Iniciative (GRI)

La iniciativa de Información Global (Global Reporting Iniciative) surge en 1997, con el propósito de facilitar a las empresas la comunicación sobre sus actuaciones hacia un desarrollo sostenible. Surge en el año 1997 a través de CERES (Coalition for Environmentally Responsible Economies, organización norteamericana sin ánimo de lucro), en colaboración con el PNUMA (Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente). En el año 2002 la G.R.I se constituye como un organismo independiente, integrado por representantes de todos los grupos de interés, a nivel internacional, contando con el apoyo de Naciones Unidas, compañías multinacionales, organizaciones contables y asociaciones empresariales, ONG´s y otras instituciones de ámbito académico. Cuenta con la participación de más de 35 países.

Hasta el momento el documento que constituye el principal logro de la G.R.I., es la “Guía para la Elaboración de Memorias de Sostenibilidad”, cuyo primer borrador se publicó en marzo de 1999. En junio del año 2000 se publicó una versión definitiva de esta guía con el nombre “Sustainability Reporting Guidelines. GRI 2002”, no obstante, su aplicación sigue considerándose en cierta manera experimental y será revisada incorporando las mejoras fruto de la experiencia de las empresas que ya trabajan con ella en un gran número de países, incluido España.

Ventajas y dificultades

Se pueden mencionar las siguientes ventajas para una empresa que decide elaborar una Memoria de Sostenibilidad siguiendo las pautas del GRI:

  • Las Memorias de Sostenibilidad constituyen un documento útil para presentar el impacto humano y ecológico de una empresa, con objeto de proporcionar datos fiables y relevantes e informar a todas las posibles partes interesadas (grupos de población próximos, inversores, compañías de seguros, administración, clientes, proveedores, grupos ecologistas, y a la sociedad en general, así como hacia todas las unidades organizativas de la propia Compañía).
  • Constituye una herramienta de gestión que ayuda a afianzar, promover, coordinar y evaluar objetivos de mejora continua en las actuaciones de una Compañía. Obliga a las empresas a la búsqueda de indicadores, al establecimiento de objetivos y a la medida del grado de consecución de los mismos; exige la adopción de metodologías para poder periódicamente dar una información homogénea.
  • Ilustra la relación entre los tres elementos que componen la sostenibilidad: el económico, el ambiental y el social. Permite por tanto dar respuesta a una creciente demanda de información en estos ámbitos.
  • Facilita la comparación y el benchmarking entre Organizaciones.
  • En relación a las posibles dificultades que se pueden encontrar las empresas a la hora de plantearse abordar este tema, mencionar lo siguiente: frente a otras herramientas de gestión que a pesar de tener un carácter voluntario, el mercado las ha convertido en prácticamente obligatorias para aquellas empresas que quieran ser competitivas (caso de los Sistemas de Gestión certificados bajo referenciales normalizados como ISO 9000 e ISO 14000), las Memorias de Sostenibilidad responden a un esquema un tanto diferente y todavía sin normalizar desde la perspectiva de la verificación.
  • Habrá empresas (sobre todo, caso de las PYMES) que consideren que la elaboración de una Memoria de Sostenibilidad les resultaría un proceso difícil y costoso, en tiempo y en dinero. Es posible que existan dificultades iniciales derivadas de la falta de consistencia de los métodos implantados en la empresa para cuantificar la satisfacción o adecuación en los ámbitos de aplicación de la Memoria. Para estos casos, la Guía proporciona una gran ventaja adicional a las ya mencionadas; es una herramienta flexible y que contempla la posibilidad de su aplicación gradual, de manera que aquellas organizaciones que deseen ir paulatinamente adoptando principios y actuaciones en la línea de la sostenibilidad, podrán marcarse su propio ritmo siempre bajo la óptica de la transparencia como máxima fundamental.
  • En cuanto a la periodicidad de publicación de una Memoria, éste es otro factor totalmente flexible; cada empresa tiene total libertad para marcarse los periodos temporales sobre los que desee informar. Si bien es cierto que, hasta la fecha una gran mayoría de empresas que publican informes similares, lo hacen con carácter anual, quizá para algunas sobre todo PYMES pueda resultar más viable e incluso más recomendable de cara a la consistencia de la información, realizarlo en periodos de dos o incluso hasta tres años.

No obstante, la dificultad principal de la empresa se centrará en la recopilación inicial de la información necesaria para hacerse un primer planteamiento: quiénes son mis stakeholders, qué información demandan, cómo extraer esa información y cómo estructurarla, cómo identificar los indicadores, cómo medir de ahora en adelante mi mejora continua y mi evolución en el comportamiento sostenible. Sin duda, cuando la empresa se hace estos planteamientos y se obliga a reflexionar sobre estas cuestiones ya está en el camino de incluirlas en sus prácticas de gestión y actuación.

La Guía resulta de una gran ayuda para resolver estas preguntas; en cualquier caso, también es recomendable en una primera fase recurrir a la ayuda de consultores especializados en la materia y con una visión más amplia aportada por la experiencia de más organizaciones.

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés