Asistencia ambiental en el Aljarafe

Luis Cazamajour es uno de los responsables de Kodama Soluciones. Concretamente, el responsable del Área de Educación y Huerta. Hablamos con él para dar a conocer esta iniciativa andaluza.

-¿Qué es Kodama Soluciones? 

-Kodama Soluciones somos un equipo de profesionales que trabajamos para conseguir actuaciones más respetuosas con nuestro entorno tanto por parte de empresas como por las personas en general. Para ello realizamos asistencia técnica ambiental y educación ambiental. Nuestro espacio está situado en el Aljarafe sevillano, entre Bormujos y Bollullos de la Mitación. 

-¿Quiénes son vuestros clientes? 
-Nuestros clientes son todas las personas que quieran cambiar sus actos cotidianos hacia unas formas sencillas, prácticas y enriquecedoras para nuestra vida a través de huertos familiares, talleres de agroecología y la autoconstrucción de espacios sostenibles que necesiten pocos recursos a lo largo de su vida útil. Hacemos actividades para personas adultas, pequeñas, distintos colectivos, asociaciones, centros educativos, grupos interesados…. También realizamos trabajamos de asistencia técnica ambiental por tanto también tenemos como clientes empresas privadas y administraciones públicas que necesiten adecuarse a la normativa ambiental, quieren establecer un sistema de gestión ambiental, estudios de sostenibilidad…

CRISIS, OPORTUNIDAD DE CAMBIO 
-¿Se nota la crisis en vuestro sector? 

-Sí, obviamente. Pero para nosotros no es una traba, es un continuo reto y también una gran oportunidad. Es hora de cambiar las cosas dada la crisis económica, ambiental y social que padecemos. Todo esto hace que nos planteemos nuevas estrategias de lucha por un mundo mejor y respeto de todo/as entre todo/as y en el que podamos vivir de nuestro trabajo. En el respeto hacia las personas y el entorno, en el consumo local, en la adaptación de la tecnología para nuestro servicio y en la sustitución de la competitividad por la cooperación creemos que está el camino. 

-¿Por qué surgió Kodama? 
-Kodama surge de la necesidad de expresar, de actuar y de aplicar todo aquello en lo que nos hemos estado formando durante nuestra vida académica y personal y mucho más, pero esto es difícil de resumir, se trata de un proyecto de vida. Se trata de poder contribuir y de trabajar para conseguir una sociedad más justa y esto lo aplicamos a todos los niveles. 

ARRIMANDO EL HOMBRO
-Desde una firma como la vuestra, ¿se puede hacer más de lo que parece por el medio ambiente? 

-Nosotros sí estamos muy convencidos de que lo que hacemos contribuye no sólo a mejorar el medio ambiente, que es la base de todo, sino también al bienestar de las personas. Con la educación ambiental fomentamos hábitos más respetuosos con nosotros mismos y nuestro entorno; con la gestión ambiental fomentamos hábitos más respetuosos de las empresas para con su entorno. Puede parecer un camino lento, pero cada vez nos convencemos más de que esto sigue un crecimiento exponencial y además puede que estemos en un punto de inflexión por lo que hay que seguir en el camino. 

-¿Qué es lo más curioso que os ha pasado desde que echasteis a andar? 
-Para nosotros lo más curioso es cómo las personas que se acercan hasta nuestro espacio perciben y se entusiasman viendo cómo es posible realizar cosas en nuestra vida diaria para cerrar los ciclos, eliminar desperdicios y aprovechar los recursos. También nos llama mucho la atención cómo mucha gente se asombra ante una lechuga que se ha subido, muchas personas nunca la han visto así. Se pone en evidencia la desconexión de nuestra sociedad hacia algo tan básico como los alimentos que consumimos. Gracias a esta información seguimos creciendo como las lechugas de nuestra huerta. 

ESPÍRITUS DEL BOSQUE 
-¿Por qué el nombre de Kodama?

-Los kodamas son espíritus míticos del Japón, habitantes de los bosques espesos. Estos espíritus se disgustan ante aquellos que no tienen respeto por el medio ambiente. Si un árbol es cortado irresponsablemente, los kodamas pueden buscar venganza, son muy pacíficos y serenos, y les gusta compartir conocimientos y sabiduría. También son fuertes y poderosos, dada su larga vida y comunicación con el mundo. Esto nos gustó, nos resultó representativo y por esto el nombre de Kodama. 

Toni Cuesta / The Ecologist
Asociación Vida Sana

http://www.vidasana.org/ECOticias.com

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés