Prevén que en 5 años estará en marcha el primer ensayo clínico con células madre para lesionados medulares

El director del Laboratorio de Reprogramación Celular de Andalucía, José Cibelli, quien además dirige un centro análogo en la Universidad del Estado de Michigan (EEUU), ha estimado que «en unos cinco años» –incluso en menos tiempo– podrá iniciarse «aquí en Andalucía o en cualquier otro centro del mundo» el primer ensayo clínico en fase I con células madre pluripotenciales y reprogramadas dirigido a la cura de lesionados medurales.

Cibelli, quien este lunes ha mostrado a la consejera andaluza de Salud, María Jesús Montero, el Laboratorio Andaluz de Reprogramación Celular (LARCEL) que se encuentra en Sevilla, ha explicado que este departamento ya está trabajando «de forma sincronizada» con el laboratorio de Washington, «el mejor del mundo para hacer estudios de trasplantes en médula» y que lleva está ensayando en la fase preclínica.

   «Estamos trabajamos de forma sincronizada con Washington, cuyo centro ya trabaja en el modelo animal, aunque están muy deseosos de poder trabajar con las primeras células que salgan del LARCEL y ensayar así directamente con células reprogramada ‘limpias’ (en condiciones GMP), aprobadas por la Agencia del Medicamento», ha admitido Cibelli, quien ha aclarado que, paralelamente, el LARCEL está ‘entrenando’ las técnicas de reprogramación IPS, así como la desdiferenciación y la transdiferenciación con ‘peces cebra’ con los que cuenta el animalario del LARCEL.

   El uso de estos peces cebra por parte de estos investigadores se debe a que aporta bastantes más ventajas técnicas a la hora de ‘entrenar’ la reprogramación celular que un modelo en ratón o mosca, entre ellas el rápido desarrollo del embrión –sólo se tarda 72 horas en formar un nuevo individuo– o la facilidad de manipularlo genéticamente.

- Advertisement -

   Tras esta fase de entrenamiento, los expertos tanto a un lado como otro del Atlántico pasarán a la fase preclínica con ensayos en animales superiores para, posteriormente y si todo sale bien, saltar a la clínica con el ensayo en humanos.

   «Nosotros también estamos deseosos de poder trabajar con el laboratorio Washington y poder hacer esos ensayos de trasplantes en médula, aunque creo que nos llevará por lo menos unos cinco años el poder ofrecer algo a los pacientes que tienen lesiones (medulares) crónicas», ha admitido el también director científico asociado a la Iniciativa Andaluza en Terapias Avanzadas, quien ha pedido a estos enfermos que «no se desanimen, ya que hay mucha gente inteligente trabajando en este campo, tanto en nuestro laboratorio como en otros» del resto del mundo.

OPTIMISTA DE DAR EL SALTO EN HUMANOS

Cibelli, quien ha enfatizado así que la perspectiva «es muy optimista», ha puntualizado con todo que «hay que ser muy cautelosos», puesto que, «si bien es cierto que de todas las diferentes alternativas la terapia celular con células madre es la que ofrece más promesas para un (futuro) tratamiento más permanente, también aporta más peligro de formación de tumores».

«Es una línea muy fina en la que caminar, por lo que se requiere de un esfuerzo muy grande de inversión, puesto que se necesitan muchos estudios de seguridad en modelos animales», ha proseguido Cibelli, quien, al mismo tiempo, ha dicho que «también hay que estar preparado para cuando los resultados estén listos y podamos dar el salto para trabajar ya sí en humanos».

APUESTA ANDALUZA

Cibelli ha aprovechado también la presencia de Montero para reconocer la «apuesta» del Gobierno andaluz y su «ejemplo para otros lugares del mundo» en este campo de la investigación, «con infraestructuras y poniendo a personal a trabajar, que está al nivel de los mejores centros del mundo».

De hecho, para este investigador la apuesta andaluza «no ha pasado desapercibida», existiendo ya otros lugares del mundo «que como California detectaron que Andalucía estaba llevando a cabo semejante compromiso y han querido ser socios con nuestra iniciativa de terapias avanzadas».

«Esperemos que el LARCEL sea la cabeza de playa para todo esa gente que quiere comenzar a trabajar con Andalucía y con sus excelente profesionales locales, con el fin de poder traducir todas estas investigaciones de la forma más segura, pero también de la forma más rápida», ha concluido.

PROYECTO CON LESIONADOS MEDULARES EN FASE INICIAL

Por su parte, Montero ha explicado que el desarrollo de una terapia celular para tratar lesiones medulares a partir de células pluripotenciales es un proyecto que se encuentra en fase inicial de investigación, si bien ya ha sido probado exitosamente en roedores y se ha avanzando en la depuración de las técnicas de aplicación de las células pluripotenciales en este ámbito para hacer posible su uso en un futuro ensayo clínico con pacientes. De hecho, para la realización de este ensayo clínico se requerirán además estudios previos toxicológicos y de seguridad de la terapia.

Las células pluripotenciales que se utilizan en este estudio son células reprogramadas, es decir, en las que se han modificado sus características de célula adulta retrocediendo en su proceso evolutivo hasta alcanzar un estadio, llamado de pluripotencia, en el cual serán capaces de dar origen a cualquier tipo de tejido u órgano.

De esta manera, adquieren un nuevo potencial de diferenciación y duplicación que parecía definitivamente perdido. Esta técnica podría permitir en un futuro que, por ejemplo, una célula de la piel o de un cabello se convierta en una neurona o en cualquiera de los 220 tipos celulares que componen el organismo. Para desarrollar estos trabajos, el laboratorio cuenta con ese animalario de pez cebra con capacidad para 1.500 peces.

Junto a este proyecto de investigación en lesiones medulares, los investigadores del LARCEL están trabajando también en dos investigaciones basadas en la transdiferenciación celular, con el objetivo de reprogramar células retrocediendo en su proceso evolutivo para convertirlas en otro tipo celular distinto. El resultado de estas líneas de investigación podría aplicarse en distintas áreas como envejecimiento de la población o patologías que afectan a la producción de células germinales, provocando diversos problemas de fertilidad.

CONDICIONES GMP

Las condiciones GMP (del inglés good manufacturing practice) se refieren al conjunto de procedimientos sometidos al control de calidad necesario para garantizar la seguridad en el uso de terapias clínicas. Al igual que para cualquier otro producto destinado a empleo en humanos, los productos celulares destinados a terapia habrán de producirse en condiciones GMP y someterse a controles de calidad estrictos.

 

INNOVAticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés