Un test predice la respuesta de los pacientes de mieloma múltiple a los fármacos

La empresa Vivia Biotech del Parque Científico de la Universidad de Salamanca desarrolla esta herramienta, que podría comercializarse antes del verano

La empresa Vivia Biotech, ubicada en el Parque Científico de la Universidad de Salamanca, está desarrollando un test para anticipar la respuesta de los pacientes que sufren hemopatías a los distintos fármacos indicados para su tratamiento. En particular, los ensayos más avanzados corresponden a compuestos destinados a tratar el mieloma múltiple, aunque la misma metodología se puede aplicar a otros tipos de cáncer y a otras enfermedades. Los primeros test se podrían comercializar antes del próximo verano.

 

La clave está en analizar de forma masiva la acción de los fármacos sobre muestras biológicas de los pacientes gracias a un sistema pionero patentado en Estados Unidos. “Es una plataforma tecnológica que nos permite ensayar muchos fármacos o combinaciones de fármacos de los que actualmente se administran a los pacientes”, explica en declaraciones a DiCYT Daniel Primo, responsable del laboratorio de la empresa ubicado en la Incubadora del Parque Científico.

 

Aunque estas terapias ya se están empleando, cada paciente y cada enfermedad se comportan de forma distinta, de manera que no resultan útiles en todos los casos. Por eso, “queremos sacar un test al mercado que permita a los hematólogos decidir cuál es la mejor combinación de fármacos para cada paciente antes de recibir el tratamiento”, señala el experto. El objetivo es “predecir lo que le puede pasar al paciente”, algo que, por ejemplo, podría evitar que un enfermo se someta a quimioterapia si no es necesario, con el consiguiente ahorro de costes al sistema sanitario.

 

“Hoy en día la gran mayoría de los pacientes responden bien a los fármacos que hay pero sigue habiendo un porcentaje que recae o no responde bien y deberíamos seleccionarlo para que antes del tratamiento pudiéramos decirle cuáles son las mejores opciones”, comenta Daniel Primo. Los ensayos ex vivo que permite este sistema se realizan a partir de muestras biológicas, como la sangre, y en un periodo que puede variar entre 48 y 72 horas “somos capaces de ver cuál ha sido la respuesta de las células del paciente en el laboratorio y trasladar la información al hematólogo”.

 

Los estudios empiezan a demostrar que la expresión de ciertas proteínas puede influir en la respuesta del paciente. “Estamos viendo si hay determinados marcadores que ayudan a predecir el comportamiento ante los fármacos y el objetivo es integrar esta información en un futuro en nuestro test”, agrega.

 

Base de datos

Aunque estas pruebas se podrían realizar paciente por paciente, uno de los objetivos es la creación de una gran base de datos que permita comparar los resultados de todos los ensayos y determinar así el tipo de respuesta que puede ofrecer cada fármaco. En este sentido, la línea de investigación más avanzada corresponde al mieloma múltiple, donde la empresa tiene ya información de 150 pacientes que han participado de forma voluntaria e informada en los ensayos.

 

La plataforma tecnológica está basada en la citometría de flujo, técnica que se emplea para analizar las células y que consiste en medir indicadores como la luz y la fluorescencia al hacerlas pasar un haz de luz. Este método revela propiedades distintas en cada célula dependiendo de sus características. De esta manera, en este caso se pueden ver los efectos de un fármaco sobre las células tumorales en los llamados ensayos de citotoxicidad. “Exponemos a las células a la muerte celular y vamos a ver cómo responden en un ambiente propicio para que los fármacos actúen y las eliminen”, indica el investigador, ya gracias a la plataforma tecnológica que emplea se pueden realizar estas pruebas ex vivo en las condiciones adecuadas.

 

2.500 fármacos ensayados

 

Vivia Biotech, que nació en los laboratorios de la Facultad de Medicina de la Universidad de Salamanca y que ya cuenta con oficinas en Madrid y Málaga, prueba compuestos que ya están en el mercado, de manera que ya ha ensayado en torno a 2.500 fármacos indicados para hemopatías como varios tipos de leucemias o el mieloma múltiple. En colaboración con más de 50 centros hospitalarios y especialmente con el Servicio de Hematología del Hospital Universitario de Salamanca, pero también con varios países europeos como Inglaterra, Italia y Alemania. La idea de la empresa es comercializar el test en el mercado internacional, especialmente en Europa, Asia y Latinoamérica.

 

Daniel Primo destaca la importancia de contar en Salamanca con un “hospital de referencia internacional” en el campo de la Hematología para este tipo de desarrollos, porque considera que, si los hematólogos de prestigio con los que cuenta certifican el valor del test, el producto recibe automáticamente un gran apoyo para su comercialización en centros de todo el mundo.

DiCYTECOticias.cominnovaticias.com

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés