Investigadores del Hospital Clínico de Valladolid avanzan en la caracterización de la huella molecular de la sepsis

La sepsis es una de las principales causas de mortalidad en los países desarrollados

La sepsis es una grave enfermedad que aparece como reacción del organismo a una infección bacteriana. Caracterizada por una respuesta inflamatoria sistémica, es una de las principales causas de mortalidad en los países desarrollados. En el caso del Servicio de Anestesiología y Reanimación del Hospital Clínico Universitario de Valladolid, en 2011 fueron ingresadas un total 2.134 personas, de las cuales fallecieron 68, siendo la sepsis el motivo fundamental. Como explica Eduardo Tamayo, especialista de este Servicio, se trata de un problema “realmente importante” cuya incidencia no se ha logrado descender en los últimos años. Para tratar de aminorar este problema, la investigación juega un papel clave.

 

Según el experto, en la Unidad de Reanimación del Hospital vallisoletano se registraron en 2011 un total de 216 pacientes con sepsis. En concreto, de los pacientes que ingresan en la Unidad entre el 9 y el 27 por ciento la padecen y la mortalidad puede llegar hasta un 60 por ciento en caso de shock séptico (el estado más grave de la enfermedad, en el que la presión arterial disminuye peligrosamente).

 

“Esto es debido a que los tratamientos que se están aplicando son poco eficaces”, indica Tamayo en declaraciones recogidas por DiCYT, quien señala que los tratamientos de tipo fisiopatológico han fracasado y que actualmente los únicos procedimientos eficaces son los llamados “de soporte”. “Esto se debe a dos motivos fundamentales, en primer lugar a la inadecuada selección de pacientes en estos estudios, grupos muy heterogéneos, y lo peor es la falta de conocimiento suficiente, ya que más que un problema de forma tenemos un problema de fondo, y es que no tenemos información suficiente, entre otras cosas, sobre los mecanismos etiopatológicos de la enfermedad”, agrega.

 

En este contexto, investigadores del Hospital Clínico tratan de generar mayor conocimiento acerca de la sepsis a través de la biología de sistemas. “En los últimos años ha habido un cambio muy importante en los estudios de genoma, proteoma y transcriptoma debido a la introducción del denominado análisis masivo de la información. Tenemos una gran cantidad de información biológica y hay que interpretarla e integrarla con la información clínica, y esto es lo que hace la biología de sistemas”, detalla el especialista, quien añade que esta integración, que permite generar nuevo conocimiento, se realiza a partir de técnicas computacionales.

 

Los investigadores del Servicio, que colaboran con la Unidad de Investigación Biomédica del Clínico, estudian tanto el genoma como el proteoma y el transcriptoma. “A nivel de proteoma hemos analizado distintas proteínas en los pacientes con shock séptico y hemos visto que en esta fase más que una respuesta proinflamatoria o antinflamatoria se produce una respuesta inflamatoria coordinada”.

 

En cuanto al transcriptoma, tienen en marcha un estudio en el que están iniciando el análisis muestras. “Obtenemos una información muy compleja y difícil de organizar e interpretar, por lo que necesitamos a los bioinformáticas”, insiste Tamayo. En esta línea, han observado que en los pacientes con shock séptico hay 4.000 genes que se expresan de forma distinta. “Utilizando otras herramientas bioinformáticas podemos elaborar un gráfico sobre cómo se expresa la huella molecular del paciente con shock séptico, así como tener una explicación desde el punto de vista biológico y fisiopatológico de los perfiles de expresión”, continúa. Finalmente, en la misma línea de obtención de perfiles de expresión, también realizan estudios del genoma.

Investigación Aplicada y Medicina Traslacional

 

Esta línea fue presentada en la I Jornada de Investigación Aplicada y Medicina Traslacional, organizada por la Unidad de Investigación Biomédica del Hospital Clínico Universitario de Valladolid. Durante la jornada se mostraron diversas líneas de investigación y proyectos concretos que se están llevando a cabo en el Hospital Clínico y en centros afines. Jesús Bermejo, responsable de la Unidad de Investigación Biomédica del centro, subrayó que las actividades de investigación permiten “ahorrar costes sanitarios”.

DiCYTECOticias.cominnovaticias.com

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés