Filosofía Lean para la era del talento

Aurelio López-Barajas, director de UNIR Emprende, entidad integrada en Fundación UNIR (Universidad Internacional de La Rioja)

Estudios de mercado que se prolongan hasta la eternidad, planes de viabilidad que se modifican continuamente, campañas de difusión de un nuevo producto que producen cansancio en los clientes… Los mundos de la empresa y el emprendimiento van sacudiéndose estas telarañas y optan por el método Lean, un movimiento que revoluciona todos los rincones de una marca o de un proyecto que está poniéndose en marcha (Lean Startup).

 

Aurelio López-Barajas, director de UNIR Emprende, entidad integrada en Fundación UNIR (Universidad Internacional de La Rioja), concreta, en un artículo publicado en el último número de Nueva Revista, el objetivo máximo de una startup: “Conseguir saber qué es lo que quieren los clientes, qué producto o servicio debe proporcionarse y cuánto pagarán por él, y hacerlo tan rápidamente como sea posible”.

- Advertisement -

Para Nast Marrero, gerente de Community Development de UNIR Emprende (Fundación de la Universidad Internacional de La Rioja), las claves fundamentales del Lean pasan por “escuchar la demanda, a la gente, e identificar los hábitos de uso de los clientes o de los potenciales clientes”. En su opinión, el Lean Startup intenta validar dos hipótesis: “que esto le importe a alguien para pagar por ello y que haya un mercado suficientemente grande para que el producto sea sostenible”.

 

En opinión de López-Barajas, para que las organizaciones Lean deban conservar su agilidad en todos sus procesos, deben tener “una orientación hacia el aprendizaje y la cultura de la innovación a medida que se van desarrollando. Estos desarrollos se realizan en entornos just-in-time realizando experimentos de producto sin hacer inversiones masivas anticipadas en planificación y diseño”.

Marrero, que también conforma el elenco de profesores del Máster en aplicaciones para móviles que pondrá en marcha UNIR, apunta otros pilares de esta metodología: los ciclos de experimentación cortos, las denominadas “interaciones”, y la capacidad de las redes sociales para alterar el prestigio de una marca. “El Lean tiene sentido si tienes una visión sólida del producto, una estrategia ágil a largo plazo y un feed-back de la sociedad. Sin esto estaremos ante un pollo sin cabeza”, afirma.

No obstante, el experto de UNIR diferencia claramente la aplicación del Lean para emprendedores y empresarios. Para él, si nos referimos a los primeros, el elemento fundamental es ser rápido para lograr la satisfacción de tus usuarios. Si hablamos de los segundos, el camino es la escucha a los clientes y ser capaz de maximizar la eficiencia de las inversiones.

 

Precisamente la Universidad en Internet  de la Rioja (UNIR) está inmersa en el programa formativo de UNIR Emprende, bajo el nombre de #UNIRBootcamp 2013. Durante 12 semanas, los lunes y los miércoles, a las 9:00 h., profesores y expertos en emprendimiento imparten sesiones formativas basadas, fundamentalmente, en las filosofías Lean y Agile, divididas en:

Conferencias de expertos que ofrecerán ideas clave y conceptos esenciales para mejorar las capacidades de los emprendedores. (Lunes)

Sesiones de formación Just-In-Time (JIT) que aportarán las técnicas que necesitan los emprendedores para abordar las distintas fases del proyecto de una Startup. (Miércoles)

Sesiones semanales de mentoring y seguimiento que contribuyen a establecer un sistema de tracción “pull” de los proyectos emprendedores.

 

Gracias a la retransmisión vía streaming, todos aquellos que estén interesados podrán acceder a las conferencias y a las sesiones de formación Just-In-Time (JIT) a través de su página web y de manera gratuita. De esta manera, podrán beneficiarse de este conocimiento, no solo los emprendedores que forman parte del Programa UNIR Emprende, sino todas las personas que estén actualmente desarrollando una empresa o pensando en crear una Startup.

innovaticias.com

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés