Un solo gen controla tres enfermedades diferentes

Los científicos han secuenciado, mediante técnicas de ultrasecuenciación masiva de nueva generación, los más de 20.000 genes del genoma de un paciente afectado por anemia de Fanconi.

Un consorcio internacional de investigadores liderado por la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB), el CIBER de Enfermedades Respiratorias (CIBERER) y la Universidad de Wurzburg (Alemania) ha descubierto un gen que, en función de sus alteraciones, puede causar varias enfermedades totalmente diferentes. 

Los científicos han secuenciado, mediante técnicas de ultrasecuenciación masiva de nueva generación, los más de 20.000 genes del genoma de un paciente afectado por anemia de Fanconi.

Con esta estrategia han logrado identificar mutaciones que originan la enfermedad en el gen ERCC4, previamente vinculado a otras dos enfermedades raras: xeroderma pigmentosum y un tipo de progeria, caracterizadas por una elevada sensibilidad a la luz solar, predisposición al cáncer de piel y, en el caso de la progeria, envejecimiento acelerado.

- Advertisement -

La anemia de Fanconi, en cambio, se caracteriza por una anemia progresiva, malformaciones congénitas y una alta predisposición a las leucemias y los tumores en la boca. El gen identificado es, por tanto, responsable de tres enfermedades diferentes. 

Los investigadores han podido demostrar que el gen ERCC4 está implicado en dos mecanismos de reparación del ADN que utilizan las células para mantener la estabilidad del genoma, de manera que el paciente desarrollará alguna de estas tres enfermedades en función del balance entre los dos sistemas reparadores.

«Se trata de un caso bastante excepcional, dado que hay pocos precedentes donde un solo gen esté implicado en dos rutas fisiológicas independientes y cause tres enfermedades clínicamente diferentes», destaca Jordi Surrallés, del CIBERER. 

Nuevas estrategias terapéuticas

Estos resultados, que se publican hoy en la revista American Journal of Human Genetics, además de mejorar el diagnóstico y la caracterización genética de enfermedades raras, permitirán la aplicación de nuevas estrategias terapéuticas, como la terapia génica o la selección de embriones sanos y compatibles para curar a hermanos afectados mediante un transplante de cordón umbilical. 

De hecho, los resultados mejoran el conocimiento de las dos rutas de reparación del ADN, tan importantes para mantener la estabilidad de nuestros genes y prevenir el cáncer en la población general. Es más, los investigadores adelantan que sería importante estudiar el posible papel de este gen en el cáncer de mama y de ovario. 

SincECOticias.cominnovaticias.com

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés