Cómo era el ‘Homo heidelbergensis’

Según explican los investigadores, “la mayoría de datos de los que disponen los paleontólogos para reconstruir la evolución humana proceden de los huesos de la cabeza (cráneo y mandíbula) y de los dientes”

Miembros del Equipo de Investigación de Atapuerca (EIA) han reconstruido, por primera vez, el pie de un Homo heidelbergensis, un homínido que vivió en la Sierra de Atapuerca hace unos 500.000 años y del que se tiene un importante registro fósil en el yacimiento de la Sima de los Huesos. La importancia del hallazgo, que se ha presentado hoy en el Museo de la Evolución Humana (MEH) de Burgos, radica en la dificultad de asignar huesos a un mismo individuo. La presentación ha contado con la participación de los miembros del EIA que han desarrollado el trabajo, encabezados por Juan Luis Arsuaga, así como con el presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, y el seleccionador nacional de fútbol Vicente del Bosque, a quien se ha rendido homenaje.

Según explican los investigadores, “la mayoría de datos de los que disponen los paleontólogos para reconstruir la evolución humana proceden de los huesos de la cabeza (cráneo y mandíbula) y de los dientes”. Del resto de regiones del esqueleto “se dispone de muy poca información de las especies humanas anteriores a los neandertales”. Sin embargo, la Sima de los Huesos constituye “una excepción a esta norma”. Hasta el momento, en la Sima de los Huesos se han encontrado más de 500 huesos de pie, pero se encuentran todos mezclados.

En el último número del Periódico de Atapuerca, el equipo científico que ha llevado a cabo este trabajo detallaba que más de las tres cuartas partes de los fósiles pertenecientes al esqueleto post-craneal del registro fósil mundial anteriores a 100.000 años proceden de este yacimiento, “que resulta fundamental para conocer la evolución del tamaño, la forma y las proporciones del cuerpo del género Homo”. No obstante, “para poder llevar a cabo muchos de esos estudios es necesario asociar los huesos que pertenecieron a un mismo individuo, pero no es una tarea nada fácil, ya que en la Sima se encuentran los restos, fragmentados y dispersos, de al menos 28 esqueletos”.

- Advertisement -

 

“De hecho, resulta extremadamente difícil asignar diferentes elementos a un mismo individuo, ya que la mayoría de la población es de edad y complexión similar. Por ello, cualquier asociación que se realiza entre huesos de un mismo individuo reviste una gran importancia”, aseguran en palabras recogidas por DiCYT.

 

1’73 metros

Durante el tercer congreso anual de la Sociedad Europea para el Estudio de la Evolución Humana (ESHE), celebrado en Viena (Austria) el pasado mes de septiembre, en un trabajo encabezado por Adrián de Pablos, investigador del Centro Mixto UCM-ISCIII de Investigación sobre Evolución y Comportamiento Humanos y miembro del Equipo Investigador de Atapuerca (EIA), se presentó a la comunidad científica internacional algo inusual en la paleontología, la primera asociación de huesos del pie procedentes del yacimiento de la Sima de los Huesos.

Los investigadores han podido asociar prácticamente todos los elementos de ambos pies de un mismo individuo adulto masculino: los huesos del tobillo, del talón y del empeine.

Asimismo, a partir del estudio de los tarsos y metatarsos de esta asociación, utilizando fórmulas de regresión robustas y combinando varios elementos, han podido establecer una estatura para este individuo de 1’73 metros, un valor similar al obtenido previamente a partir de otros huesos fósiles aislados como los fémures o los húmeros.

El Museo de la Evolución Humana (MEH) de Burgos exhibe otros importantes fósiles encontrados en la Sima de los Huesos de los yacimientos de Atapuerca pertenecientes a la especie Homo heidelbergensis, como el cráneo número 5, Miguelón, o la pelvis Elvis, entre otros.

DiCYT

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés