Actualizar

viernes, febrero 3, 2023

La ESA estudia neutralizar el riesgo de explosión de las baterías en los desechos espaciales

Las reglas de reducción de desechos espaciales requieren la desactivación completa de las fuentes de energía eléctrica a bordo de un satélite retirado, con el fin de evitar explosiones accidentales que podrían producir nuevos residuos peligrosos para otros satélites.

Durante la vida útil de un satélite, las baterías mantienen los latidos del corazón de la nave cada vez que pierde la luz solar. Pero una vez que termina su misión, esas mismas baterías pueden ser una auténtica amenaza de catástrofe.

   Las reglas de reducción de desechos espaciales requieren la desactivación completa de las fuentes de energía eléctrica a bordo de un satélite retirado, con el fin de evitar explosiones accidentales que podrían producir nuevos residuos peligrosos para otros satélites.

   Ahora, un nuevo estudio realizado por la iniciativa Clean Space de la ESA – cuya tarea es reducir el impacto ambiental de la industria espacial en la Tierra y la órbita – tiene como objetivo evaluar el comportamiento de las baterías después de que un satélite se apaga, la evaluación del riesgo de ruptura y garantizar su completa inactividad.

   Las baterías se encuentran entre los artículos más voluminosos del equipo de un satélite. Por lo general, se alimentan de su huésped con la energía del lanzamiento. Una vez en órbita, cambia a la energía de sus paneles solares, pero la batería es un importante soporte para almacenar la energía y utilizarla en eclipses y emergencias.

   Para cumplir una misión de varios años, las baterías están diseñadas cuidadosamente y son ampliamente probadas antes de lanzamiento. Por el contrario, su comportamiento después de la misión no había sido estudiado debidamente.

   Como un satélite se desplaza libremente, ¿podrían las baterías soportar el duro ambiente de la órbita – incluyendo los cambios de temperatura, la degradación de control térmico y los componentes, así como la exposición de radiación – sin fugas o explosión?

   Algunas averías en satélites han sido provocados por el mal funcionamiento de la batería, aunque en su mayoría son de antes de la década de 1990 e implicaban baterías antiguas no basadas en litio.

   Este estudio multidisciplinario está encaminado a asegurar una completa inertización del sistema de baterías al final de la misión, quizás mediante una desconexión física, y teniendo en cuenta prevenir una desactivación prematura accidental, informa la ESA.

ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés