Avances tecnológicos para el Gran Canal Interoceánico

Rusia dotará a Nicaragua de alta tecnología para la construcción del Gran Canal Interoceánico que tendrá como objetivo monitorear la actividad volcánica y la detección temprana de tsunamis.

«Los equipos de alta tecnología que vamos a entregar a Nicaragua permitirán desarrollar los procesos de un sistema moderno de Alerta Temprana sobre catástrofes naturales», según ha explicado el Secretario General de la Organización de Defensa Civil (ICDO), Alexei Kuvshinov.

Estas tecnologías «contribuirán al fortalecimiento económico», ha detallado Kuvshinov y ha añadido que la Federación de Rusia, con este moderno sistema, también pretende contribuir en la construcción del Gran Canal Interoceánico de Nicaragua, que empezará su construcción en diciembre de 2014 con un puerto marítimo en la región del Pacífico.

«La construcción del Canal (Interoceánico) es un tema meramente económico, y quisiera subrayar que la construcción de una obra tan seria y tan grande en el sentido de ingeniería, requiere de la aplicación de los métodos modernos y tecnologías modernas para garantizar la seguridad», ha añadido Kuvshinov.

Además, ha aclarado que durante la construcción del Gran Canal, las tareas de la institución se ampliarán, «por lo que se tendrán que desarrollar algunas misiones nuevas».

Por su parte, el Jefe del Estado Mayor de la Defensa Civil en Nicaragua, Rogelio Flores, ha añadido que la Federación de Rusia también está de visita en el país para colocar mayores recursos técnicos y económicos en diferentes áreas para los próximos años.
EL GRAN CANAL, UN SUEÑO CUMPLIDO

- Advertisement -

El Canal de Nicaragua, también conocido como el Gran Canal Interoceánico, es una propuesta de construcción de una vía fluvial que conectará el mar Caribe y el océano Atlántico con el océano Pacífico a través de Nicaragua.

El Gobierno nicaragüense propuso en 2004 construir un canal que permitiría a barcos de mayor calado que los del canal de Panamá hacer su recorrido a través de Nicaragua. No obstante, no pudieron seguir adelante con la iniciativa ya que el presupuesto era de 25 mil millones de dólares, unas 25 veces el presupuesto anual del país.

En julio de 2012, la Asamblea Nacional de Nicaragua aprobó una ley que permite la construcción del canal interoceánico, una obra de 40.000 millones de dólares que durará, según se calcula, 10 años. Fue en junio de 2013 cuando el país centroamericano otorgó a China la concesión del proyecto.

El nuevo canal incrementará el tránsito de barcos de carga más grande y con mayor calado. Además, esto supondrá aumentar las competencias de Nicaragua ya que se promoverá el comercio entre los países latinoamericanos y Europa y entre China y América, consiguiendo un mayor tráfico de carga en menos tiempo de entrega. Se calcula que la construcción arranque en diciembre próximo (y pueda terminarse antes de 2030).

www.notimerica.com – INNOVAticias
ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés