USB-C, la nueva innovación para ordenadores y smartphones

Este nuevo estandar, que tendrá un período de prueba tras su lanzamiento, permitirá transmitir todo tipo de señales por lo que servirá tanto para conectar un cargador o un cable de alimentación como para transferir datos, audio o vídeo.

Cualquiera que conecte más de un periférico o dispositivo a su ordenador sabrá los que es lidiar (a veces sin éxito) con una maraña de cables en su escritorio. Estos días de batallas infructuosas llegarán a su fin en un futuro no muy lejano con el estándar USB-C, un cable para conectarlos a todos y ahorrar espacio.

Este USB-C, que pronto podremos ver en los últimos modelos de MacBook de Apple y en el nuevo Chromebook Pixel de Google, forma parte de la especificación USB 3.1 que se aprobó el pasado 27 de febrero. Tiene la peculiaridad de ser reversible, lo que evitará que lo conectemos mal al primer intento, y su tamaño es similar al de un micro-USB.

A pesar de haber ganado popularidad a raíz de la presentación del nuevo portátil de los de Cupertino, el primer dispositivo en inluirlo fue la ‘tablet’ de Nokia N1 que se presentó hace unos meses.

- Advertisement -

Este nuevo estandar, que tendrá un período de prueba tras su lanzamiento, permitirá transmitir todo tipo de señales por lo que servirá tanto para conectar un cargador o un cable de alimentación como para transferir datos, audio o vídeo. Además, USB-C acabará con los muchos puertos que ahora tiene cualquier ordenador. De hecho, en el nuevo Macbook de Apple sólo estarán presentes este puerto y uno para conectar auriculares.

En cuanto a su uso como transmisor de energía, este nuevo tipo de USB permitirá potencias eléctricas de hasta 100W y su flujo podrá variarse y, por tanto, podremos decidir qué dispositivo es el que carga (por ejemplo eun ordenador) y cuál es el cargado (por ejemplo, un reproductor de audio) y cambiar de dirección su flujo en cualquier momento. USB-C también multiplica por dos la velocidad de transmisión de datos del actual USB 3.0 y nos ofrece la posibilidad de usar modos alternos.

En el terreno ‘smartphone’, la llegada del USB-C supondrá la unificación de todos los cargadores independientemente de cuál sea el fabricante de los terminales. De momento, la única compañía que se ha pronunciado a este respecto ha sido Google que hoy mismo, en la presentación del Chromebook Pixel, ha anunciado que pronto podremos verlo en algunos teléfonos inteligentes Android.

La pregunta ahora es cuándo se instalará definitivamente este nuevo conector en nuestras vidas (y en las de nuestros dispositivos) y si ese ahorro de espacio y complicaciones se traducirá o no en un aumento considerable del precio de estos cables. Por ahora tendremos que esperar.

 

EP – INNOVaticias

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés