Moleskine Smart Writing Set: del papel a la informatización

Ya sea por necesidad o por preferencia, el papel sigue siendo un aliado indiscutible de todos nosotros. Hay quienes decididamente se decantan por seguir escribiendo, haciendo diseños o dibujando directamente en una hoja, pero qué pasa a la hora de informatizar y digitalizar estos datos

Un poco de historia

Moleskine es una empresa italiana que se dedica a producir agendas, cuadernos, libretas y accesorios para la escritura y para la lectura, cuya sede está en la ciudad de Milán. Se caracteriza por que las cubiertas de sus artículos están fabricadas con una tela especial de la que proviene su nombre

Además tiene patentadas la banda elástica para sostener las hojas o el cuaderno cerrado y un formato de lomo que permite a sus artículos una apertura muy amplia. Desde 2006 los productos Moleskine se fabrican en China, tras la venta de la empresa y en vista del aumento de la demanda.

Si bien su “fuerte” se basa en producir adminículos basados en la escritura en papel, la organización no deja de innovar y ha visto una veta muy importante en aquellos que si bien disfrutan y prefieren escribir directamente en un cuaderno o libreta de notas, tienen la necesidad de informatizar en algún momento lo escrito, dibujado o diseñado.

Del papel a la digitalización

Vivimos en un mundo donde las reglas digitales son las que priman, esa es una realidad cada vez más patente y Moleskine sabe que necesita participar también en ese nicho de mercado. El  Smart Writing Set de escritura abastece a ese segmento de la población que aún lo anota todo en papel, pero también desea la comodidad de poder hacer que sus notas sean automáticamente digitalizadas. 

Lápiz o bolígrafo, papel y una aplicación práctica y funcional son la base de este nuevo sistema de escritura, pero con el aporte de que un teléfono inteligente proporciona gran parte de la potencia de funcionamiento necesaria para que el conjunto resulte práctico. 

Sí bien hay otros productos que tienden un puente entre lo analógico y lo digital, que le permiten al usuario dibujar bocetos o tomar notas y a continuación crear una versión compartible y editable, en realidad ¿cuántos puede presumir de ser de una marca legendaria especializada en la escritura?

Útil y funcional

Moleskine ya ha creado una serie de productos digitales antes, pero no ha logrado más que hacerse con un pequeño trocito del mercado. El Smart Writing Set representa el primer esfuerzo de la compañía de conseguir un lápiz que funcione sobre el papel y una aplicación que sean realmente diferentes de la competencia y ello está claramente recogido en los detalles del producto. 

La “pluma” es de aluminio negro (en realidad es un bolígrafo inteligente Neo) sólida y elegante en comparación con las versiones más voluminosos que hay ya a disposición de los interesados e incorpora algunas tecnología de última generación como es la una cámara que rastrea y digitaliza cada movimiento de la misma. 

El bloc de notas en sí, que Moleskine denomina Libro-Tablet es un gran logro también, ya que es como escribir en cualquiera de los excelentes productos por los que la compañía se ha hecho famosa en el mundo entero.

La aplicación por su parte, le permite al usuario dar animación a sus notas y bocetos, colorear o  incluso corregir y/o borrar los que no se desee. Es posible etiquetar, hacer búsquedas o exportar cada página y compartirla ya que es compatible con una gran variedad de aplicaciones y dispositivos incluyendo iCloud, Google Drive, Evernote y Adobe. 

Y lo digitaliza todo, al punto de que es posible grabar audio mientras se escribe. La versión actual solo funciona para los sistemas iOS, pero en breve se espera que salga una para los sistemas que se basan en Android.

Quienes lo han usado describen la experiencia como práctica, original y casi mágica, ya que parece increíble que a medida que uno escribe pueda ver sus trazos de manera instantánea en la pantalla de su dispositivo móvil.

Un producto aun en desarrollo

Como toda novedad, desde Moleskine reconocen que hay mucho por mejorar. La versión para Android es el primer paso y otro de los inconvenientes que por ahora presenta el sistema es que la capacidad de grabación resulta un poco limitada.

Están buscando la manera de conectar los auriculares y/o el micrófono al sistema por lo que por ahora no es factible grabar las llamadas cuando se está usando la aplicación. El sistema en realidad usa gran parte de la funcionalidad del teléfono inteligente.

La aplicación se vale del micrófono del móvil para grabar audio y las notas digitalizadas ocupan la memoria del teléfono, lo que le ha permitido a Moleskine disponer de fondos para el diseño del lápiz (que tiene una autonomía de unas cinco horas de escritura continua) que en realidad no es un producto que requiera una cantidad tan grande de tecnología. 

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés