España y el fenómeno del emprendimiento

Un informe muestra como la tasa emprendedora ha crecido un 5,7% respecto al año anterior y como se ha superado la cifra record de firmas internacionales que han invertido en startups españolas.

Desde GEM consideran que España es uno de los países europeos mejor considerados para emprender, a pesar de la crisis económica que se ha producido en los últimos años en nuestro país. Un gran número de emprendedores vienen a España procedentes de países con mercados saturados, buscando una oportunidad. Este panorama ha hecho de las startups las principales generadoras de empleo y se prevé que en 2016 generen unos 7.000 nuevos puestos de trabajo.

Ventajas y desventajas de emprender en España

España, por lo tanto, presenta buenas perspectivas en lo que a los emprendedores se refiere, pero es necesario ver detenidamente las ventas y desventajas de emprender en España para poder tener una idea clara de la situación:

En cuanto a las ventajas, destacamos las siguientes:

 

  • La calidad de vida. Es un aspecto que destacan muchos extranjeros provenientes de diversas partes del mundo que se instalan en España. El clima, la gastronomía y la geografía son piezas básicas para que las empresas vengan a España y decidan quedarse.
  • Oportunidades de negocio. España es un país en el que existe cierto retraso en cuanto a las nuevas tecnologías respeto a otros países de Europa, por lo que los inversores ven en nuestro país una oportunidad para financiar a nuevas empresas.
  • Entrada al mercado latinoamericano. España es considerada como una buena puerta de entrada al mercado latinoamericano con más de 1.300.000.000 clientes potenciales, que suponen una importantísima fuente de negocios.

Pero, también debemos destacar las desventajas que supone emprender en España, que son las siguientes: 

  • Trámites y costes. Crear una empresa no es fácil, requiere muchos trámites burocráticos y tiene un coste elevado, por lo que requiere tiempo y dedicación.
  • La dificultad de encontrar financiación. Aunque en los últimos meses ha mejorado el panorama de la financiación en España, todavía siguen existiendo problemas para encontrar financiación para nuevos proyectos o empresas. Sin embargo, debemos considerar que quizás se presta una excesiva atención a la búsqueda de financiación cuando la búsqueda esencial es la de clientes para la empresa.
  • Miedo al fracaso. En muchos países como Estados Unidos o países del norte de Europa, el error o el fracaso se consideran fundamentales para aprender y se valoran de forma positiva. Sin embargo, en España fracasar no está bien visto y se penaliza en exceso.
  • Cuota de autónomos. Aunque con la creación de la tarifa plana para los nuevos emprendedores se ha reducido el coste de ser autónomo en España, al menos durante el inicio del proyecto de que se trate, al contrario de lo que sucede en otros países, en España se paga la cuota de autónomos independientemente de si se generan o no ingresos, lo que supone una importante desventaja.

EP

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés