Retraso en la investigación de tumores poco frecuentes

La escasez de pacientes, «y no el dinero», retrasa la investigación de tumores raros.

El retraso en la investigación de tumores poco frecuentes «no es por dinero», ni tampoco por «desinterés» de la comunidad científica, sino por el reducido número de pacientes afectados por cada uno de ellos, según ha asegurado a Europa Press el oncólogo del Instituto Oncológico Teknon y del Hospital Vall d’Hebron de Barcelona, Jaume Capdevila.

   Y es que, mientras que en los cánceres más frecuentes, como por ejemplo el de mama, pulmón o colón, el elevado número de enfermos agiliza los estudios científicos y, por ende, los resultados, en los tumores que afectan a muy pocas personas, y a pesar de que representan el 20 por ciento de la Oncología, avanzar en diagnóstico y tratamiento cuesta «un poco más«.

   «Hoy en día ya no se están olvidando los tumores poco frecuentes. Es lógico que en una enfermedad como el cáncer de mama, que es tan frecuente, la investigación es más fácil, pero en estos casos cuesta más y no porque las compañías farmacéuticas sólo inviertan más dinero en algo que al final es más lucrativo, sino porque son pocos casos y la investigación es más lenta«, ha aseverado el investigador.

- Advertisement -

   Además, prosigue, otra de las dificultades que plantea el abordaje de estos tipos de cáncer es que son más complejos desde el punto de vista «molecular». No obstante, en este punto, el doctor Capdevila ha informado de que se están desarrollando plataformas genómicas predictivas de respuesta que están permitiendo conocer «un poco más» la biología molecular.

   Se trata de unas herramientas que, tal y como ha comentado el experto, permiten observar una amplia gama de genes con el fin de personalizar los tratamientos y, a su vez, explorar nuevas vías terapéuticas que, a priori, no se barajan por la propia evidencia científica.

   «Estas plataformas son especialmente útiles en pacientes con tumores poco frecuentes, porque el hecho de aplicar un panel amplio de genes e intentar descubrir qué pasa en cada uno de ello hace que se pueda avanzar más rápidamente. De hecho, en cáncer de mama o de colon, donde las cosas están más establecidas, estas plataformas quizás puedan tener menos utilidad«, ha argumentado el doctor.

«SUPERESPECIALIZACIÓN» DE LOS ONCÓLOGOS

   Precisamente, estas plataformas genómicas van a ser uno de los temas principales del ‘II Simposio Nacional de Genómica Aplicada a la Oncología’, que se celebrará el próximo 26 de abril en el Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO) y que aunará a diversos especialistas para mostrar los avances que se están produciendo en genómica de cada tipo de tumor, ya que, tal y como ha reconocido Capdevila, actualmente existe una «superespecialización de los oncólogos» que hace que sólo se fijen en el tumor que están investigando y se «olviden» del resto.

   «La idea es juntar a todos estos especialistas para mostrar todos los avances que se están produciendo en cada tipo de cáncer y, así, en un mismo día hacer una actualización y comparación del trabajo realizado en los diferentes tipos de tumores para compartir conocimientos, aprender unos de otros e ir avanzando«, ha recalcado el doctor y uno de los coordinadores del evento.

   Pero no sólo se hablará sobre las aplicaciones de estas plataformas en los tumores raros, sino también en el resto de cánceres. Y es que, pueden también ayudar a personalizar los tratamientos para los pacientes con la enfermedad avanzada o para aquellos que ya han agotado todas las opciones disponibles y requieran nuevas terapias.

   «Esto, junto a los avances en biopsia líquida y la posibilidad de recoger ADN tumoral, va a permitir modificar el tratamiento en función de los cambios que vaya generando el tumor con los distintas terapias que se vayan aplicando«, ha comentado el investigador.

   Además, Capdevila ha informado de que se están desarrollando también plataformas genómicas pronósticas que, especialmente en el cáncer de mama, intentan calcular el riesgo de recaída de las pacientes y facilitar la decisión al oncólogo de aplicar o no un tratamiento más o menos agresivo.

LA MEDICINA PERSONALIZADA TODAVÍA NO ES UNA REALIDAD

   Sin embargo, y pese a ello, el investigador ha reconocido que la diversidad de plataformas presenta dificultades a la hora de investigar. «En cáncer de mama hay un mínimo de cuatro plataformas pronósticas comercializadas, pero son distintas, cada una mira genes distintos y tienen aplicabilidades diferentes para cada paciente, por lo que no son homogéneas. Por tanto, y aunque va a ser difícil lograrlo, creo que el pronóstico de cada tumor va a necesitar una plataforma diferente porque no todos los tumores tienen la misma genómica«, ha reconocido.

   Como consecuencia de esto, el doctor Capdevila ha reconocido que va «a costar» conseguir que la medicina personalizada forme parte de la práctica clínica habitual ya que el éxito que se ha alcanzado cuando ya se ha aplicado (como en melanoma) ha sido «discreto». Dicho esto, ha asegurado que la medicina de precisión, que es la que actualmente se está llevando a cabo, está permitiendo atacar específicamente las alteraciones que pueda tener un tumor de cada paciente.

   «La idea de la medicina personalizada es obtener material tumoral de una persona, generar una vacuna y administrare a esa misma persona su propia vacuna para que pueda curarse de la enfermedad. Esto es algo en lo que se está investigando mucho y que llegará en un futuro a medio plazo«, ha insistido el investigador, para zanjar destacando la calidad de las investigaciones oncológicas en España.

ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés