Expertos muestran en el IRNASA avances en la investigación en leguminosas

Todo ello hace que se pueda señalar a este alimento como muy positivo para prevenir las enfermedades cardiovasculares, ya que disminuyen el colesterol y la tensión arterial

 El Instituto de Recursos Naturales y Agrobiología de Salamanca (IRNASA, centro del CSIC) ha acogido hoy una jornada sobre leguminosas dentro del ciclo de conferencias ‘¿Qué sabemos de..?’, organizado por el CSIC en diversos centros de España. Un total de seis ponentes han abordado diferentes aspectos sobre los cultivos y sus problemas, así como del valor nutricional de las legumbres.

“Las legumbres, por su composición, nos están aportando una cantidad importante de proteína vegetal, que es muy saludable, así como hidratos de carbono, una fuente de energía que en este caso tienen un bajo índice glicémico, con lo cual son importantes para la dieta de los diabéticos”, ha destacado Juana Frías, investigadora del Instituto de Ciencia y Tecnología de los Alimentos y Nutrición (ICTAN-CSIC). Además, aportan fibra que repercute en la salud gastrointestinal, su contenido en grasa es muy bajo y tienen vitaminas en abundancia.

Todo ello hace que se pueda señalar a este alimento como muy positivo para prevenir las enfermedades cardiovasculares, ya que disminuyen el colesterol y la tensión arterial. Las recomendaciones que se derivan de estudios científicos indican que conviene consumir tres o más porciones de legumbres a la semana. Además, al no contener gluten, las pueden tomar los celiacos. Por todo ello, “hay que recuperar las legumbres en nuestra dieta, puesto que son platos tradicionales de España y de los países mediterráneos”, apunta Juan Frías.

Su línea de investigación busca estrategias de procesado para mejorar los componentes de las legumbres y poder incluirlos en otros productos que demanda la sociedad, alimentos funcionales diseñados para mejorar la salud de la población. “Además de los platos tradicionales, podemos aprovechar los componentes de las legumbres para obtener otros alimentos con un valor añadido y que puedan llegar fácilmente al mercado”, señala.

Nuevas variedades

El programa de la jornada también incluyó investigaciones más directamente relacionadas con el campo, por ejemplo, las que desarrolla Diego Rubiales, investigador del Instituto de Agricultura Sostenible (IAS, también del CSIC) y presidente de la International Legume Society. Su equipo ha desarrollado las dos primeras variedades de guisantes del mundo resistentes a jopo (Orobanche crenata), una planta parásita que hace mucho daño a este cultivo.

Para llevar a cabo estas investigaciones recurre al cruce de variedades y la selección, es decir, métodos tradicionales, de manera que no haya ningún problema para que sus estudios se puedan llevar al campo y sean útiles para los agricultores.

Otras plagas y enfermedades afectan a lentejas, garbanzos, habas, alfalfa y veza, entre otros cultivos. “En España hay centros de investigación muy buenos en el ámbito de las leguminosas, pero falta apoyo e interés del sector productivo, ya que las leguminosas no son rentables para las industrias de semillas”, comenta. Además, dedicarse a resolver estos problemas supone un esfuerzo adicional para los científicos, que no se ve compensado, ya que sólo se valoran las publicaciones científicas.

La jornada también incluyó la intervención de Alfonso Clemente, presidente de la Asociación Española de Leguminosas; Manuel Rodríguez Cachón, del ITACyL; Adela Martínez, del Servicio Regional de Investigación y Desarrollo Agroalimentario (SERIDA, Asturias) y Francisco González Pérez, del Centro de Investigaciones Científicas y Tecnológicas de Extremadura (CICYTEX).

http://www.dicyt.com

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés