Innovación en carteles publicitarios ‘diferentes’

Los carteles son una parte de nuestras vidas. Lo queramos o no, están presentes en cada rincón del mundo anunciando tal o cual producto. Pero hay excepciones, existen campañas innovadoras que hacen de dichos carteles escaparates con objetivos más edificantes y a veces reivindicativos, muy diferentes a los que únicamente nos pretenden vender.

Los espacios publicitarios, las vallas, las zonas de anuncios, los carteles, los avisos en lugares de mucho tránsito de gente, son algo cotidiano, pero nunca falta quien se las ingenie para darles un giro inesperado y usarlos para fines completamente diferentes de los que se espera de ellos y para lo que fueron creados.

Y si bien la mayor parte del tiempo, las adquisiciones de publicidad son el resultado de iniciativas de empresas y organizaciones interesadas en que compremos sus productos o ideas, aquí os presentamos algunos de los mejores ejemplos de vallas publicitarias diferentes y realmente innovadoras, que se han visto en varias ciudades de todo el mundo.

París y el Brandalism

A fines de 2015 los activistas del grupo “Brandalism” se hicieron con más de 600 paradas de autobuses de París y las pintaron con arte satírico, esto sucedió dos días antes del inicio de la COP21, la conferencia sobre cambio climático de la ONU.

Los refugios eran propiedad de JC Decaux, una de las mayores empresas de publicidad al aire libre del mundo y uno de los patrocinadores oficiales de la COP21. Los anuncios de otras grandes empresas como Air France y GDF fueron cambiados por carteles diseñados para denunciar el “lavado en verde” y la hipocresía de muchas de las empresas patrocinadoras.

«Sabíamos sobre el impacto de los combustibles fósiles, pero lo negamos públicamente, Mobil», decía un anuncio. «Lo sentimos, pero nos atrapó nuestra mentira, Volkswagen», rezaba otro. Joe Elan de “Brandalism” explicó que: «Con el patrocinio de las negociaciones sobre el clima, los principales contaminantes como Air France y GDF-Suez-Engie se promueven a sí mismos como parte de la solución, cuando en realidad son parte y origen del problema.»

Melbourne y el Anti día nacional

El 26 de enero es un día de fiesta nacional en Australia, que marca el aniversario de la llegada de los británicos a la isla continente y el nacimiento del país moderno. «Llegada», por supuesto, es una buena manera de decir «invasión» y no todo el mundo está contento con un día de fiesta nacional que parecen ignorar lo que sucedió con la población aborigen indígena de Australia.

Este año, los manifestantes decidieron hacer una campaña de marketing diferente, promoviendo el Anti-Día de Australia. Cientos de carteles fueron colocados en el distrito central de negocios de Melbourne, con mensajes como: «La soberanía Nunca cedió» e incluyendo los hashtags #InvasionDay2016 y #NoPrideInGenocide.

Teherán y las pinturas

El año pasado Teherán sustituyó todas sus vallas publicitarias con ilustraciones famosas por espacio de 10 días. El proyecto se ideó con el pensamiento de animar a la gente a visitar los museos de Teherán y la iniciativa obtuvo una respuesta muy positiva por parte de los residentes de la ciudad.

Sadra Mohaqeq, un periodista iraní, explicó que: «Durante 10 días, la gente disfrutó de las ilustraciones que aparecían en las de las vallas publicitarias habituales, sin que estas promovieran el consumismo. Y después se fueron a los museos a por más.”

Londres y los gatos

Los pasajeros de una céntrica estación de metro de Londres fueron recibidos el mes pasado, con 68 vallas publicitarias en las que solo se veían fotos de gatos, en la que se considera la última de las cada vez más innovadoras y creativas formas de utilizar las carteleras de anuncios.

Las vallas publicitarias de la estación de metro de Clapham Common, fueron alquiladas por CATS, una organización sin fines de lucro y los gatos expuestos pertenecían a asociaciones de protección, rescate y amparo de animales callejeros de la ciudad.

La idea de los creadores era que, en vez de bombardear a los usuarios del metro con publicidad, les dieran una visión diferente del mundo, les alegraran el momento y los indujera a reflexionar y porque no, a adoptar a alguno de los personajes de las imágenes.

El proyecto surgió de los integrantes del grupo Glimpse, quienes explican que «tienen como objetivo utilizar su creatividad para hacer el bien». A principios de este año Glimpse realizó una campaña de recaudación de fondos en una web de crowfunding.

Casi 700 personas donaron más de 23 mil euros a la causa, gracias a los cuales la ciudad de Londres y el mundo fueron testigos de los frutos de sus esfuerzos. En un post, James Turner uno de los fundadores de Glimpse dijo: «Queremos inspirar a la gente a cambiar la perspectiva con la que ve el mundo y a que se dé cuenta de que el poder para cambiarlo está en ellos.»

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés