Ya está aquí la Cuarta Revolución Industrial

La secretaria General de Industria y Pyme en el Ministerio de Industria, Energía y Turismo, Begoña Cristeto, ha presentado la visión de la administración en esta primera ponencia acerca de la industria 4.0, donde ha asegurado que la industria es un generador de empleo, de crecimiento y de exportaciones.

«Nos encontramos en la Cuarta Revolución Industrial», han asegurado desde la Secretaría General de Industria y de la Pequeña y Mediana Empresa (Pyme) –institución perteneciente al Ministerio de Industria, Energía y Turismo de España–, que ha tratado la situación del sector industrial en el país, así como las tendencias en innovación en esta segunda jornada del certamen ‘ePower&Building’ que comenzó el martes y se prolongará hasta el viernes 28 en la Feria de Madrid (IFEMA), España.

La secretaria General de Industria y Pyme en el Ministerio de Industria, Energía y Turismo, Begoña Cristeto, ha presentado la visión de la administración en esta primera ponencia acerca de la industria 4.0, donde ha asegurado que la industria es un generador de empleo, de crecimiento y de exportaciones.

Asimismo, Cristeto ha destacado la industria manufacturera dentro del sector industrial en España, ya que supone el 13 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB) y se posiciona como la principal industria exportadora y productora dentro del sector.

«El 72 por ciento de lo que exportamos pertenece al sector industrial, siendo este el área con mayor exportación en España, por encima del sector alimentario», ha expresado Cristeto.

Junto a estos datos, la secretaria general de Industria y la Pyme ha añadido que este sector ofrece empleo al 11 por ciento de la población del país y ha puntualizado que remunera mejor a sus trabajadores que otros sectores.

RETOS Y BENEFICIOS

Según Cristeto, el principal reto es que la innovación llegue a las empresas y no se quede únicamente en los centros tecnológicos. Dentro de este desafío, la secretaria española ha destacado también la importancia de que la estrategia digital se establezca por completo en las industrias.

«Estamos ya en la cuarta revolución industrial», ha remarcado Cristeto, quien ha explicado que la principal característica y beneficio de esta cuarta revolución es la digitalización de todo el contenido de la fábrica, lo que proporcionará una mayor flexibilidad de producción, posicionará al cliente como el protagonista de esta revolución, optimizará la toma de posiciones y aumentará la productividad.

En este marco, según un informe de la Unión Europea, la industria en Europa aportará 110.000 millones de euros en los próximos cinco años. A partir de estos datos, desde la administración se está planteando la digitalización de la industria manufacturera, la principal exportadora en España.

De esta manera, la idea es incrementar el valor añadido y el empleo en el sector industrial español, además de desarrollar la oferta local de soluciones digitales y las palancas competitivas diferenciales; todo con el fin de favorecer a la industria española.

«No hay una segunda opción, la digitalización está ahí para quedarse», ha reiterado Cristeto haciendo referencia a la necesidad de las empresas españolas en la digitalización de sus fábricas.

Además, esta ha advertido que «la industria está abocada a una revolución industrial, y que los que no comprendan esta necesidad de digitalización, están expuestos a desaparecer».

«FABRICACIÓN DIGITAL»

Por su parte, uno de los socios de la fundación PriceWaterhousCoopers (PwC) y líder de la industria 4.0, Charles Kirby Isasi, ha hecho un repaso d la evolución del paradigma digital a través de la visión del mercado. Kirby Isasi ha asegurado que la Industria 4.0 es, en otras palabra, la «fabricación digital».

PwC ha realizado un estudio acerca de esta cuarta revolución industrial que ha confirmado que el 90 por ciento de las empresas con un sistema industrial digitalizado han confirmado estar evitando riesgos.

«Hemos visitado muchas empresas, y en varias de ellas la comunicación todavía es vertical, es decir, no existe a penas comunicación entre los diferentes departamentos, como la debería haber. Una comunicación horizontal les proporcionaría mayor eficiencia en su producción», ha explicado el socio de PwC.

Otra de las ventajas de la Industria 4.0 es poder conocer cómo el cliente hace uso del producto para así poder optar a una mejora de este. Además, gracias al uso del ‘data analytics’, podemos saber cuáles son los resultados y la satisfacción del cliente con el producto.

«La digitalización genera saltos cualitativos en el desempeño. Además, proporciona un enfoque en las personas y la cultura para impulsar la transformación», ha expresado Kirby Isasi, quien ha añadido que «los clientes son el foco de las operaciones digitales y que la clave está en ser el dueño de estos».

El socio de PwC ha asegurado que la Industria 4.0 proporciona grandes inversiones acompañadas de grandes resultados y que «el 33 por ciento de las empresas se consideran avanzadas digitalmente por pertenecer a esta industria».

En cuanto a las que no lo están, las cifras apuntan a que tres cuartas partes esperan estar avanzadas digitalmente en un margen de cinco años», han expresado desde PwC.

Otro de los objetivos de las empresas es la búsqueda de alianzas con otras compañías del sector tecnológico para una mejor integración de la digitalización. Por ello, Kirby Isasi ha destacado que «la industria 4.0 es un acelerador de la globalización».

ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés