China quiere lanzar satélites desde el mayor avión del mundo

El acuerdo permitirá al organismo chino diseñar su propia flota renovada de esta clase de aviones, que pondría en órbita los satélites comerciales. Así, el legendario diseño soviético podría asumir una nueva misión y modernizar sus capacidades de elevación pesada.

La Corporación de la Industria del Espacio Aéreo de China (AICC) ha firmado un acuerdo con Antonov Airlines, para el lanzamiento de satélites desde el mayor avión de carga del mundo, el An-225.

El acuerdo permitirá al organismo chino diseñar su propia flota renovada de esta clase de aviones, que pondría en órbita los satélites comerciales. Así, el legendario diseño soviético podría asumir una nueva misión y modernizar sus capacidades de elevación pesada.

«La idea inicial y la investigación inicial del An-225 comenzó en 2009», dijo el presidente de AICC, Zhang Yousheng, a BBC Future. «El contacto oficial con Antonov comenzó en 2011, y luego de 2013 a 2016 fue la fase de aceleración de este proyecto».

Yousheng explicó que el objetivo es colocar un satélite en la parte posterior de un An-225 y lanzarlo a la órbita terrestre desde no más de 12.000 metros de altura. Si tiene éxito, este método «reduciría mucho los costos de lanzamiento», dijo.

Diseñado y construido en Ucrania en la década de 1980 por la Corporación Antonov, el avión mide 84 metros de largo, con una envergadura de 88 metros, casi el doble de la anchura de un campo de fútbol. Puede llevar una carga útil equivalente a diez carros de combate o 189.601 kilos.

Sin carga, el An-225 Mriya (‘sueño’ en ucraniano) puede volar hasta 18 horas sin parar para repostar, a un coste de 30.000 dólares por hora de operación.

China no está buscando comprar un An-225 existente, sino usar el concepto con un giro moderno para abrirse camino en la industria de lanzamiento de satélites, un negocio de más de 200.000 millones de dólares.

El An-225 fue desarrollado originalmente para transportar el transbordador espacial Buran soviético, que era un avión espacial reutilizable de 105 toneladas, y los propulsores del cohete Energia. El colapso de la Unión Soviético obligó a abandonar estos planes.

ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés