Cosmética ecológica. Mantener una rutina de belleza facial diaria es importante para luchar contra el envejecimiento

Durante las horas de sueño, la piel se repara del daño acumulado durante el día (agresiones ambientales, rayos UV, radicales libres y otros estímulos nocivos).

Una limpieza facial diaria es algo fundamental para tener una piel bonita y sana. Siempre se deben utilizar productos específicos para tu piel, y mucho mejor si son naturales y/o ecológicos, libres de sustancias químicas nocivas, y no testados en animales.

A lo largo del día la piel acumula toxinas, células muertas y suciedad. Por eso, es importante limpiarla y tonificarla bien al menos dos veces al día: por la mañana, nada más levantarnos y lo más importante, por la noche, un protocolo más exhaustivo antes de acostarnos.

Durante las horas de sueño, la piel se repara del daño acumulado durante el día (agresiones ambientales, rayos UV, radicales libres y otros estímulos nocivos). Por este motivo, el momento idóneo para llevar a cabo los tratamientos faciales más intensos que nos ayuden a recuperar el colágeno y elastina de la piel es justo antes de acostarse. Limpiar y tonificar adecuadamente el rostro, cuello y escote facilitará la correcta absorción y función de los productos tonificantes, hidratantes y/o nutritivos que utilicemos después y que ayudaran a nuestra piel a renovarse durante el sueño. Para una rutina facial adecuada, tan sólo es necesario seguir estos tres sencillos pasos:

1. Limpia tu piel en profundidad

2. Tonifícala

3. Hidrata, nutre y repara

Taller Madreselva ha creado 5 rituales de belleza específicos para cada tipo de piel (piel normal, seca, mixta/grasa, delicada y madura) que cubren estos 3 pasos. Las Rutinas 3 pasos de Taller Madreselva combinan los siguientes productos:

Jabones naturales Saponem

Los jabones Saponem, elaborados en frío, están hechos de manera artesanal uno a uno, con una cuidada selección de ingredientes 100% naturales y de gran calidad. La sinergia entre aceites esenciales y vegetales en adecuada proporción logran limpiar y cuidar la piel evitando los productos nocivos, no resecan la piel y la dejan fresca, limpia y purificada.

Esponja de Konjac

Esta esponja se obtiene de la raíz de la planta Konjac. Una vez rehidratada, ejerce una suave exfoliación que ayuda a la renovación cutánea. Debido a su origen natural, las esponjas Konjac están recomendadas para todo tipo de pieles (grasas, secas, sensibles, mixtas…), ya que son muy delicadas y ayudan a calmar la piel.

Se recomienda utilizarla tanto por la mañana como por la noche para eliminar las toxinas y suciedad depositada en la piel antes de usar el tónico e hidratante facial de día o de noche.

Hidrolatos ecológicos

Algunas personas no incorporan el tónico en su rutina de belleza porque creen que no es tan importante, cuando en realidad es un ‘must’. Te ayudan a equilibrar la piel y a prepararla para recibir su tratamiento. Lo más natural y sano para tu piel son los hidrolatos, fabricados a base de plantas, sin alcohol ni sustancias químicas nocivas.

Los hidrolatos se obtienen durante el proceso de destilación de diferentes partes de la planta (flores, hojas, agujas, corteza, raíz…) para obtener el aceite esencial. Los hidrolatos incrementan el contenido de humedad de la piel, aportando las propiedades terapéuticas de la propia planta y preparándola para el cuidado facial. Por eso son ideales utilizados como tónicos, purificadores e hidratantes para la piel.

Aceites vegetales

100% ecológicos y puros y de primera presión en frío. Así deben ser los aceites vegetales en tu rutina diaria de belleza ya que nutren, hidratan y reparan la piel en profundidad regulando el exceso de grasa. Tan sólo es necesario escoger el aceite que mejor se adapte a nuestras necesidades y a nuestro tipo de piel.

Las Rutinas 3 Pasos de Taller Madreselva

Rutina 3 pasos para PIEL NORMAL

Jabón de pepino y aguacate

Limpia y refresca en profundidad ayudando a retrasar el envejecimiento prematuro de la piel estimulando la formación de colágeno reafirmando la flacidez del rostro y mejorando las manchas solares.

Hidrolato de lavanda

Refrescante, Purificante y Tonificante. Estimulante de la regeneración celular. Ayuda a la desinfección y cicatrización de heridas y quemaduras.

Aceite vegetal de rosa mosqueta

Aceite muy rico en ácidos grasos esenciales poliinsaturados (Omega 3, Omega 6, Omega 9). Estos ácidos grasos son muy nutritivos para la piel y están directamente relacionados con la regeneración celular de los tejidos. Previene la aparición de arrugas y estrías. Fotosensibilizante.

Rutina 3 pasos para PIEL SECA

Jabón de ylang ylang

Sus propiedades hacen de él un excelente limpiador que además hidrata y estabiliza el sebo de la piel. Jabón equilibrado y suave.

Hidrolato de azahar

Regenerador para todo tipo de piel. Hidrata, calma y reequilibra, aportando flexibilidad y resistencia a las pieles secas y/o delicadas. Reafirmante. Aporta luminosidad a las pieles desvitalizadas.

Aceite vegetal de argán

Aceite con un alto contenido en Vitamina E, que contribuye a la protección de las células frente al daño oxidativo. Excelente antioxidante para la piel. Por su fina textura, aporta los elementos estructurales de las células epiteliales, regenerando y restaurando el manto lipídico de la piel.

Rutina 3 pasos para PIEL MIXTA/GRASA

Jabón de lodos marinos con azufre

Los lodos marinos con azufre son ideales para las pieles mixtas, grasas o acneicas por su efecto antiséptico y purificante. Limpia y calma la piel y a su vez aporta un efecto seborregulador.

Hidrolato de romero

Especialmente recomendado para pieles mixtas o grasas, tonifica y descongestiona la piel dejándola suave y libre de impurezas. Regulador, purificante y reequilibrante. Tiene una acción matificante; ayuda a eliminar los brillos causados por el exceso de secreción sebácea.

Aceite vegetal de jojoba

Es muy útil en cuidados faciales, para pieles sensibles, mixtas/grasas y deshidratadas. Es capaz de disolver los depósitos grasos del cutis, regulando la secreción sebácea excesiva.

Rutina 3 pasos para PIEL MADURA

Jabón de algas fucus

Jabón con una elevada cantidad de minerales (potasio, hierro, calcio, zinc…) y vitaminas (A, B1, B2, B6, B12…) presentes en las algas que nutren la piel en profundidad, dejándola limpia, sana, tonificada e hidratada.

Hidrolato de rosas

Calmante, tonificante, hidratante y anti-edad. Revitaliza las pieles maduras y apagadas, ayuda a retrasar la aparición de arrugas y a mitigar las marcas de expresión. Tiene también propiedades antinflamatorias y astringentes que lo hacen adecuado para tratar pieles grasas y/o inflamadas.

Aceite vegetal de granada

El Aceite Vegetal de Granada Ecológico es un excelente antioxidante para la piel, retardando los signos del envejecimiento cutáneo. Ayuda a la renovación celular, regenera el tejido y tiene efectos reafirmantes. Revitaliza y nutre la piel.

Rutina 3 pasos para PIEL DELICADA

Jabón de azahar

Jabón equilibrado y suave, ideal para pieles delicadas, secas y deshidratadas. El aceite esencial de Azahar -conocido también como aceite esencial de Neroli- tiene propiedades bactericidas y regeneradoras para la piel.

Hidrolato de hammamelis

Apto para todo tipo de piel, recomendado para pieles mixtas o grasas y pieles con tendencia a la inflamación y el enrojecimiento. Astringente y purificante. Calmante para las pieles irritadas. Tiene propiedades cicatrizantes y antiinflamatorias.

Aceite vegetal de almendras dulces

Alivia pieles enrojecidas y sensibles. Hidrata y suaviza todo tipo de pieles, incluso las sensibles de niños y ancianos. El Aceite Vegetal de Almendras Dulces es muy penetrante y aporta luminosidad a pieles delicadas, apagadas y marchitas.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés

Porqué duelen los riñones

Porqué da sueño después de comer

Ultraprocesados: todo son desventajas

Descubren una molécula anti cáncer