Vacunación: es la solución a la COVID19

ECOticias.com – ‘El Periódico Verde’ analiza qué es una vacuna, cómo funcionan, qué argumentos tiene los negacionistas de la vacunación y porque es necesario vacunarse, obtener la inmunización de grupo y que todos gocemos de una vida saludable.

¿Qué son las vacunas?

Son preparaciones medicamentosas destinadas a generar un fenómeno llamado ‘inmunidad adquirida’ contra una enfermedad determinada, estimulando al organismo inoculado (mediante inyección o también por vía oral en algunos casos) a que genere anticuerpos específicos contra esa afección, con el fin de que no se padezca o que sus efectos sean leves e inocuos.

para fabricar una vacuna se puede partir del microrganismo que causa las enfermedades muerto o de la incorporación de un agente similar al mismo y a menudo es emplean formas debilitadas del patógeno, de sus toxinas o de alguna de las proteínas de superficie (esto sucede habitualmente en el caso de los virus, ya que no tienen vida).

La inoculación «despierta» al sistema inmunológico y lo obliga a reconocer al patógeno intruso como una amenaza, por lo que procede a destruirlo, guardando las características del mismo para poder reconocerlo más adelante si vuelve a ingresar en el organismo y de esta forma, combatirlo con mayor facilidad que la primera vez.

Para acabar con el virus SARS-CoV-2 que ha desatado una pandemia mundial de COVID19 se han fabricado varias vacunas con las que se está inoculando a la población mundial. El objetivo es alcanzar la ‘inmunidad de grupo’, lo que implica que cuantos más individuos vacunados haya, mayores serán las posibilidades de destruir al virus.

¿Por qué hay antivacunas?

El término antivacunas abarca a los que se niegan en rotundidad a inocularse, a los que retrasan la vacunación hasta que se convencen de sus resultados o incluso los hay que decidan aceptar unas y rechazar otras. Y el movimiento antivacunas no es nuevo, sino que data de muchos años, puesto que muchas familias han decidido no vacunar a sus hijos aduciendo que se niegan a ‘pincharles’ enfermedades en cuerpos sanos.

Las dudas acerca de la vacunación son muy complejas y dependen de muchos factores: el contexto puntual de la vacunación, la falta de conocimientos, la incomprensión del funcionamiento de las mismas, razones de índole religioso, político o cultural y hasta el terror a las agujas, también llamado tripanofobia.

A día de hoy y con referencia a la vacunación contra la COVID19 hay un movimiento antivacunas mundial que a su vez se divide según los argumentos que esgrime. Uno de los que más adeptos tiene es el que alega que la pandemia no existe (la llaman ‘plandemia’) y que en realidad es un plan mundial de dominación, para esclavizar a la humanidad mediante la implantación de chips subcutáneos.

Por otra parte, están los que dicen que las vacunas se han desarrollado con demasiada rapidez lo que les provoca desconfianza, también hay personas que no se fían de los componentes que incluyen, los que se oponen a la obligatoriedad y al Pasaporte COVID (porque atenta contra la privacidad de los datos de la persona que lo porta) y un largo etc.

¿Por qué vacunarse contra la COVID19?

Porque básicamente esta es una enfermedad que MATA a la gente y cada uno de los ciudadanos del mundo que se inocula contribuye a que el resto esté un poco más seguro y protegido, ya que un individuo vacunado es como un escudo más que se opone al progreso de esta afección.

Es hora de comenzar a darnos cuenta que las zoonosis serán cada vez más frecuentes, dado que la deforestación hace que el contacto de los humanos con los animales salvajes sea cada vez mayor, sin contar con que el calentamiento global está derritiendo capas de hielo milenarias, como el permafrost, que no tenemos ni idea qué tipo de agente patógeno puede contener y liberar. ¡así que ojalá las vacunas funcionen!

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés