Consejos prácticos ‘anti’ cambio horario

El cambio de hora se realiza los últimos domingos de octubre y marzo. Esto supuestamente se hace para aprovechar la luz natural y reducir el consumo energético. Pestos consejos son para aquellas personas a las que dichos cambios los afectan.

Consejos prácticos ‘anti’ cambio horario. Realizar ejercicio físico, no dormir la siesta durante unos días y acostarse antes son algunos de los consejos de que dan los expertos. Y que servirán para evitar las consecuencias del cambio de hora que se realizará el próximo domingo 30 de octubre a las 03:00 horas. En ese momento, los relojes se deberán retrasar una hora y volver a las 02:00.

Los expertos señalan que los efectos sobre personas sanas son mínimos. Si bien es cierto que pueden sentirse más cansadas de lo habitual, algo desorientadas o con falta de concentración. Pero también advierten que el ciclo vigilia-sueño suele compensarse en un plazo de tres a cinco días.

Cambios paulatinos

En concreto, se recomienda ajustar la hora de acostarse los días previos. Empezar tres o cuatro días antes del cambio de hora, variándola en 15 minutos cada día. Modificar también paulatinamente el horario de las comidas para adaptarlo poco a poco al nuevo. También es recomendable no dormir siesta los días previos. Y hasta que el organismo se habitúe al nuevo horario, también es conveniente prescindir de estas horas de sueño diurno.

En cuanto a la actividad física, lo mejor es practicar algo de ejercicio cada día. y la mejor hora es a la mañana temprano. en cuanto a la ingesta de bebidas alcohólicas o medicamentos que puedan inducir al sueño, se recomienda ser moderado, en los días previos y posteriores al cambio de horario. lo mismo se aplica a las bebidas con cafeína (refrescos de cola, café o té), para evitar su efecto excitante.

Otros de los consejos que dan los expertos es que no es bueno acostarse con hambre, pero tampoco tras una cena copiosa. y si a media noche se siente hambre, tomar algo ligero como un lácteo que elimine esa sensación. Decididamente, hay que decirle Stop al picoteo nocturno y entre horas. Que no es bueno jamás, pero menos aún en los días previos y posteriores al cambio de horario.

En algunos casos, los bebés y los mayores pueden notar más el cambio. Los lactantes pueden experimentar alteraciones en sus horarios de alimentación. Y a los niños en edad escolar les costará más despertarse. Los mayores de 50 años, que suelen tener más dificultad para dormir y presentan despertares tempranos más frecuentes, pueden tardar algo más en adaptarse a los cambios. Consejos prácticos ‘anti’ cambio horario.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés

Porqué duelen los riñones

Porqué da sueño después de comer

Ultraprocesados: todo son desventajas

Descubren una molécula anti cáncer