Todo sobre la lumbalgia

El lumbago afecta sobre todo a personas de entre 30 y 50 años, pues en condiciones normales se suele producir por los cambios en el cuerpo debidos al envejecimiento, ya que hay una reducción del contenido de líquido entre las vértebras de la columna.

Todo sobre la lumbalgia. El dolor lumbar es lo que se conoce como lumbago o lumbalgia y suele ser consecuencia de algún tipo de lesión, como esguinces o distensiones musculares debidas a movimientos bruscos o al levantar objetos pesados de manera incorrecta. El lumbago agudo puede durar de unos días a unas semanas, mientras que la lumbalgia crónica suele sufrirse durante más de tres meses. En el presente artículo hemos resumido toda la información relevante sobre el lumbago, sus causas, sintomatología, diagnóstico y posibles tratamientos.

Causa del lumbago

El lumbago afecta sobre todo a personas de entre 30 y 50 años, pues en condiciones normales se suele producir por los cambios en el cuerpo debidos al envejecimiento, ya que hay una reducción del contenido de líquido entre las vértebras de la columna. Con la edad, también se pierde algo de tono muscular, lo que hace que la espalda sea más propensa a las lesiones. Por tanto, fortalecer los músculos de la espalda junto con una buena mecánica corporal ayuda a prevenir el lumbago.

Estiramientos

La actividad excesiva lleva a estirar o desgarrar los músculos y ligamentos de la espalda. Puedes experimentar dolor y rigidez en la parte baja de la espalda, así como espasmos musculares que mejoran con el descanso y la fisioterapia.

Lesión discal

El disco es propenso a lesionarse debido al envejecimiento. La parte exterior del disco puede desgarrarse o herniarse, puede incluso romperse o deslizarse cuando el cartílago que lo rodea empuja contra la médula espinal o las raíces nerviosas. Esto puede provocar la compresión de la raíz nerviosa al salir de la médula espinal y atravesar los huesos vertebrales. La lesión discal suele producirse de forma inesperada al levantar algo o torcer la espalda.

Ciática

Puede ser el resultado de una hernia discal si el disco presiona el nervio ciático, que es el que une la columna vertebral con las piernas. Esto provocaría una ciática que causaría dolor en la parte baja del cuerpo, sobre todo en las piernas y los pies. También puedes sentir diversas sensaciones, como ardor o pinchazos.

Estenosis espinal

La estenosis espinal se produce cuando la columna vertebral se estrecha, ejerciendo presión sobre la médula espinal y los nervios espinales. La degeneración o compresión de las raíces nerviosas de los discos da lugar a la estenosis espinal. Puedes experimentar entumecimiento, calambres y debilidad.

Curvaturas anormales de la columna

Afecciones como la escoliosis, cifosis y lordosis, debido a curvaturas anormales de la columna vertebral, pueden dar origen a una lumbalgia. Estas afecciones son congénitas y suelen diagnosticarse por primera vez durante la infancia o la adolescencia. Suelen provocar dolor y que se adopten malas posturas.

Síntomas del dolor lumbar

• Dolor que se irradia a las nalgas, la parte posterior del muslo y hasta la ingle.

• El lumbago puede agravarse cuando te mueves.

• Los espasmos musculares hacen que la espalda se sienta rígida y dolorida

• El dolor lumbar y los espasmos musculares pueden ser agudos y afectar a la postura.

• El lumbago puede provocar sensaciones de hormigueo que suelen sentirse en la parte baja de la espalda, las nalgas y las piernas.

• Hinchazón o inflamación en la espalda o la pierna.

• Dolor en la parte baja de la espalda si estornudas o toses.

• Movimiento restringido de la columna vertebral.

• Dolor localizado.

Es poco probable que el lumbago cause síntomas tan graves que requieran atención médica inmediata, pero puede resultar incapacitante. Además, si notas otros signos de advertencia, como la pérdida de control de la vejiga o los intestinos, el entumecimiento de las piernas o la pérdida de fuerza en las mismas, lo mejor es que te vea un experto.

Las coberturas de los seguros médicos te dan la oportunidad de consultar a un médico rápidamente para conseguir tu diagnóstico y comenzar lo antes posible tu tratamiento.

Diagnóstico del dolor lumbar

Para diagnosticar la lumbalgia, el médico empezará analizando tu historial médico completo y realizando una exploración física exhaustiva para determinar la localización del dolor. En el examen, comprobará tus reflejos y respuestas para determinar las sensaciones en la zona lumbar que afectan a los nervios.

El médico vigilará tu estado durante unas semanas, a menos que tengas síntomas preocupantes o debilitantes o pérdidas neurológicas, porque entonces te enviará a hacer pruebas más exhaustivas. Estas pruebas pueden consistir en una radiografía, una prueba de conducción nerviosa, incluso en una resonancia magnética, para comprobar:

• Problemas óseos.

• Dificultades discales.

• Problemas en los ligamentos y tendones de la espalda.

Tratamiento del lumbago

El tratamiento del lumbago depende de varios factores, como la edad, el peso, el nivel de actividad y mucho más. Los tratamientos más comunes para la lumbalgia comprenden:

Tratamiento médico

Los antiinflamatorios para aliviar el dolor incluyen relajantes musculares, antiinflamatorios no esteroideos (AINE), fármacos narcóticos como la codeína para aliviar el dolor, esteroides para reducir la inflamación e inyecciones de corticosteroides. Siempre puedes utilizar analgésicos de venta libre, como el ibuprofeno o el paracetamol, para aliviar el dolor.

Terapia física

Terapias físicas como masajes, estiramientos, ejercicios de fortalecimiento y manipulación de la espalda y la columna vertebral. También puedes practicar yoga, acupuntura y manipulación quiropráctica y espinal.

Tratamiento en casa

Restringir tus actividades físicas y aplicar compresas calientes o frías. Debes descansar durante la fase aguda. En los casos agudos de lumbago, aliviar la presión sobre los músculos de la parte inferior de la espalda ayuda a aliviar los síntomas. Debes tumbarte en el suelo sobre la espalda y colocar las piernas sobre una silla o un taburete para obtener un alivio rápido.

Ejercicio y estiramientos suaves

El ejercicio ayudaría a aumentar la amplitud de movimiento con una disminución del dolor. Los músculos débiles e inactivos tienden a tensarse en exceso y hacer ejercicios de fortalecimiento específicos te ayuda a restablecer el equilibrio de las estructuras en tensión.

Cirugía

La cirugía es el último recurso para el tratamiento del lumbago cuando otros tratamientos no proporcionan alivio. La cirugía de laminectomía y discectomía tiene como objetivo descomprimir el saco nervioso espinal o las raíces nerviosas espinales individuales para ayudar en el tratamiento del dolor lumbar.

Aunque el lumbago no daña la columna vertebral, resulta doloroso y molesto. Lo mejor es practicar técnicas de prevención para disminuir la gravedad de tus síntomas. Todo ello con el fin de tener una vida saludable. Todo sobre la lumbalgia.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés

Porqué duelen los riñones

Porqué da sueño después de comer

Ultraprocesados: todo son desventajas

Descubren una molécula anti cáncer