Fertilizantes naturales para alimentos ecológicos

Como fertilizante o como repelente de plagas y hongos, muchos productos cotidianos pueden ser útiles en el jardín o la huerta. Si quieres cultivar tus propios alimentos ecológicos, estos consejos pueden serte de gran ayuda.

¿A que no lo sabías?

Fertilizantes naturales para alimentos ecológicos. Quizá algunos de los trucos que te presentamos hoy te sorprendan. Pero en realidad son recursos que vienen utilizándose desde siempre. Aunque la ‘moda’ de los agroquímicos los desplazó por un tiempo. Pero vistos los resultados, no hay mejor idea que ponerlos en práctica otra vez y olvidarnos de lo artificial.

Pimienta y sal para los puerros

Para tener hermosos puerros, algunos horticultores colocan dos granos de sal gruesa en el fondo de cada hoyo antes de trasplantarlos. Otros jardineros ponen tres granos de pimienta. Porque sostiene que su olor espanta al gusano del puerro. Esta es una larva de mariposa que tiene especial predilección por las hojas y tallos de los alliums (ajo, chalota, cebolla, etc.).

Café ‘espanta gatos’

Además de ser unos excelentes fertilizantes para el cultivo de tus alimentos ecológicos, los posos de café tienen otra función. Son un repelente espectacular para pulgones, hormigas, babosas, caracoles y gatos. Si quieres evitar que tu minino duerma la siesta sobre tus macetas o se acueste al sol, en medio de la huerta coloca pequeñas cantidades de café. La cáscara de cítricos es un buen complemento.

Conchas

La mayoría de las plantas aromáticas mediterráneas como el tomillo, el romero, la ajedrea o la salvia prefiere suelos calcáreos. Si el tuyo no lo es o vas a cultivar en macetas, incorpora regularmente conchas de ostras, almejas o mejillones alrededor de la base. Tus plantas crecerán mejor y más fragantes. Y una buena decoración hecha con conchas tampoco está de más.

Fertilizantes naturales para alimentos ecológicos

Cenizas de la chimenea

No desaproveches las cenizas de la chimenea o estufa de leña. Son particularmente ricas en calcio y potasio y contienen minerales como sílice y fósforo. Estos son elementos que estimulan el desarrollo de raíces y flores y mejoran la fertilidad del suelo. A finales del invierno es importante incorporarlos a la tierra de los frutales y en los parterres. Para no perturbar el equilibrio del suelo no te excedas los 100 g por m² y por año (lo que equivale a dos puñados grandes).

¡Nunca tires el agua de cocción!

Cuando cocines verduras o huevos, siempre que lo hagas sin sal, conserva el agua. Deja que se enfríe y úsala para regar. Durante el proceso de cocción muchas de las vitaminas y minerales presentes en los alimentos se diluyen en esta agua. Por lo que al regar tus plantas y alimentos ecológicos le aportas una cuota extra de nutrientes naturales. Fertilizantes naturales para alimentos ecológicos.

 

Orina humana

La orina contiene varios minerales, incluido el nitrógeno y la urea, lo que la convierte en un estupendo fertilizante natural y equilibrado. Un adulto produce una media de 1,5 litros al día, que puede ser utilizada siempre que no se tomen medicamentos. Para emplearla como elemento de riego debe diluirse a razón de 10 cl por litro de agua y utilizarla en días alternos. Si tienes composteras se la puedes agregar pura, para acelerar la descomposición. Fertilizantes naturales para alimentos ecológicos.

Fertilizantes naturales para alimentos ecológicos

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Otras noticias de interés