Voltaic, una nueva generación de mochilas con energía

Sector: EnergíaSoy un ecodiseño, porque… capturo energía solar y la almaceno, haciendo posible la recarga de cualquier aparato electrónico.De dónde vengo De China, y algunos de mis elementos de Alemania y Estados Unidos.Quién me ha diseñado Voltaic SystemsEstoy a la venta Sí, dependiendo del modelo que quieras, los precios oscilan entre los 150 y 500 euros.

Voltaic es una marca de mochilas y maletines que incorporan unos cargadores solares diseñados para poder cargar prácticamente cualquier aparato electrónico portátil.

¿En qué fases soy más sostenible? ¿Por qué?
-Extracción de materiales y producción: Estas mochilas y maletines están fabricados con PET reciclado (que proviene, entre otros, de bolsas de plástico de soda de Taiwán, de la empresa certificada Hoyu). Prácticamente todos sus componentes son 100% PET reciclado, menos la zona acolchada de la mochila, que es en un 60% PET reciclado. La empresa ha hecho un esfuerzo para imponer este material entre sus proveedores, consiguiendo así un material de base que resulta ligero, duradero y resistente a los rayos ultravioletas y el agua. Este material sustituye al nylon, siendo estéticamente una opción muy buena. Además, en su producción, este material requiere de un consumo de energía menor y favorece el mercado de materiales reciclados.

- Advertisement -

-Utilización: Incrustados en la parte exterior de este producto hay paneles solares ligeros, resistentes e impermeables, que pueden generar hasta 15 vatios. Con esta energía se puede cargar completamente un ordenador portátil estándar, en condiciones de luz solar directa. Además, mediante una batería, esta energía capturada se puede almacenar para utilizarla cuando sea necesario. Estas baterías también se pueden cargar por su cuenta, posibilitando tener acceso a energía en espacios sin conexión eléctrica. Finalmente, estas mochilas y maletines incorporan adaptadores estándar para teléfonos móviles y otros aparatos portátiles.

Sus fabricantes se están planteando el cálculo de su huella de carbono para intentar convertirse con el tiempo en «neutras en CO2«.

Pero… Estaría bien que hubiera alguna tienda en España y que el PET procediera del plástico reciclado de la ciudad o región donde se distribuyan las mochilas. Es decir, la idea es genial … ahora sólo falta producir a nivel local y evitar su transporte desde China, Alemania y Estados Unidos. Seguramente este razonamiento que parece tan lógico ahora mismo resulta imposible de hacer realidad por un tema de costes… pero como horizonte al que llegar, estaría muy bien. Esperamos tener estas mochilas más cerca y poder aprovecharlas al máximo, ahora que llega el sol después de un invierno tan gris.

 

Ana Villagordo – Sostenible.cat
ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés