Actualizar

lunes, enero 30, 2023

Casi 1.200 alumnos estudian en Extremadura algún título de Formación Profesional relacionado con las energías renovables

Un total de 1.169 alumnos estudia alguno de los cinco títulos de Formación Profesional Reglada relacionados con las energías renovables, pertenecientes a las familias profesionales Electricidad y Electrónica, Instalación y Mantenimiento y a Energía y Agua, una familia profesional ésta que, desde este curso, se imparte en Extremadura tras la implantación en el IES Emérita Augusta de Mérida, del ciclo de Técnico Superior de Eficiencia Energética y Energía Solar Térmica, cursado por 25 alumnos.

Cuando el próximo curso estos 25 primeros alumnos de ‘Eficiencia Energética y Energía Solar Térmica’ finalicen sus estudios, estarán preparados para determinar la viabilidad de proyectos de instalaciones solares, desarrollar proyectos de instalaciones solares térmicas y organizar y controlar el montaje y el mantenimiento de estas instalaciones.

   Pero, además de este ciclo más especifico de energías renovables, ya se imparten en Extremadura otros dos ciclos de grado superior que incluyen formación relacionada con los procesos de producción de dichas energías. Son el de ‘Instalaciones electrotécnicas’, implantado en nueve institutos donde lo estudian 273 alumnos, y ‘Mantenimiento de Instalaciones Térmicas y de Fluidos’, cursado por 22 alumnos en el único IES que lo oferta, el ‘San Roque’ de Badajoz, informó la Junta en nota de prensa.

   Los titulados superiores de ‘Instalaciones electrotécnicas’ tendrán una salida profesional como proyectista de instalaciones singulares de energía solar fotovoltaica para vivienda y edificios, entro otras; mientras que los que finalicen ‘Mantenimiento de Instalaciones Térmicas y de Fluidos’ estarán preparados para supervisar y controlar el montaje de instalaciones térmicas y planificar su mantenimiento, así como realizar y supervisar el mantenimiento de instalaciones caloríficas y controlar la puesta en marcha de las mismas.

ACCESOS

   A los ciclos de grado superior los alumnos acceden desde Bachillerato, la Universidad o tras superar un ciclo de grado medio, como son los dos que, relacionados con las energías renovables, se imparten en la región. Se trata de los ciclos ‘Instalaciones Eléctricas y Automáticas’, cursado por 535 alumnos en los 14 institutos que lo ofertan y que está comenzando a implantarse también en la modalidad de teleformación; y ‘Montaje y mantenimiento de instalaciones de frío, climatización y producción de calor’, implantado en tres institutos donde lo estudian 96 alumnos.

   El montaje y mantenimiento de instalaciones solares fotovoltaicas está entre las salidas laborales del primero de estos ciclos de grado medio, mientras que los que finalicen sus estudios en el segundo de ellos podrán trabajar en el montaje y mantenimiento de instalaciones de producción de calor y el de redes de agua y de gases combustibles, así como en la instalación y mantenedor de instalaciones de calefacción y agua caliente sanitaria y de instalaciones de calefacción y climatización.

   Además de estos ciclos formativos, se ofertan más de 16 grupos de Programas de Cualificación Profesional Inicial de las familias de ‘Electricidad y Electrónica’ y de ‘Instalación y Mantenimiento’, en los que cursan estos estudios 191 alumnos que podrán ejercer labores auxiliares básicas.

RENOVABLES EN MÉRIDA

   En lo que respecta al primer ciclo de la familia ‘Energía y Agua’ implantado en Extremadura, el de grado superior que imparte el IES ‘Emérita Augusta’ de Mérida, el jefe de departamento, Rafael Alexandre Peña, destaca que el grupo de alumno que lo cursa es «muy variado», ya que algunos de ellos, antes de matricularse, llevaban siete años trabajando, otros poseen ya carreras universitarias o han hecho un paréntesis en sus estudios superiores para poder obtener este tipo de titulación.

   Entre los módulos que incluye este ciclo formativo destacan los referentes a equipos e instalaciones térmicas, procesos de montaje de instalaciones o gestión eficiente del agua en edificación, entre otros, que cursan durante el primer año.

   En el segundo curso, los módulos están «más relacionados» con la eficiencia energética y la certificación, que «es el futuro gran campo de empleo de este ciclo». Entre ellos, figuran los relacionados con la certificación energética de edificios, la eficiencia energética en instalaciones o la promoción del uso eficiente de la energía y del agua.

   Esta variedad de módulos trata, a la vez, de «concienciar» a los alumnos del buen uso de la energía y «formarles» para conseguir unos puestos de trabajo, según señala Alexandre, quien asegura que, como la certificación y calificación energética es parecida a la calificación actual de los electrodomésticos, que es lo que pronto se llevará a cabo en las viviendas y edificios, «se necesitarán muchos trabajadores que sepan certificar las viviendas».

   De esta manera, al llevar éstas un elemento diferenciador, se sabrá que un edificio de clase A gasta menos energía que uno de clase C y, por tanto, menos dinero.

   Uno de sus alumnos, Francisco Lozano, eligió este ciclo por «las amplias posibilidades de futuro que presenta». Además, añade que «es necesario y obligatorio» cambiar el modelo productivo para no depender de terceros países para nuestro desarrollo; «debemos aprovechar la naturaleza de un modo más inteligente». Y, ante la pregunta de qué nos solicita el sol, el aire y el agua, responde que un uso responsable, puesto que a cambio «nos dan la energía que necesitamos, y las energías renovables son el futuro».

   La implantación de este curso en Extremadura de la familia profesional ‘Energía y Agua’ responde a la necesidad de atender las demandas de un tejido productivo, el extremeño, en el que las empresas de energías renovables, demandantes de profesionales cualificados, tienen cada día más presencia.

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés