La intolerable política ‘anti-renovable’ del Gobierno

Así, APPA considera «inadmisible y ya contra toda lógica» que España mantenga una dependencia energética del 75% y el Gobierno haya puesto en una situación crítica al sector de las renovables.

La Asociación de Empresas de Energías Renovables (APPA) ha denunciado que el Gobierno «está paralizando» la generación renovable en España con su política energética, mientras que el país «arrastra un histórico déficit energético», como demuestra el hecho de que en 2013 se importó combustibles fósiles por valor de 57.162 millones de euros, cifra que supera en 19.596 millones de euros lo que han costado todas las primas a las energías renovables desde 1998.

   En un comunicado, subraya que, según datos del informe de Comercio Exterior elaborado por el Ministerio de Economía y Hacienda, España exportó en 2013 productos energéticos por valor de 16.164 millones de euros, lo que arrojó una balanza energética negativa de 40.997 millones de euros.

   Así, APPA considera «inadmisible y ya contra toda lógica» que España mantenga una dependencia energética del 75% y el Gobierno haya puesto en una situación crítica al sector de las renovables.

   Para la patronal, el Gobierno «ha hecho suyo» el discurso de las grandes eléctricas y «ha errado» en el diagnóstico al identificar primas a las renovables con déficit de tarifa, centrando su pretendida reforma eléctrica «en cerrar» cualquier posibilidad de desarrollo futuro de las energías renovables y sacarlas del sistema eléctrico, «política que viene a confirmar la última normativa del sector aprobada, así como la que se encuentra en tramitación».

   Además, APPA, que denuncia que la nueva normativa contempla medidas retroactivas y fuertes reducciones en la retribución de las energías renovables, mientras prevé incrementar o mantener invariables la gran mayoría del resto de costes regulados, advierte que «una vez más» el Gobierno sigue sin acometer «la tantas veces anunciada» reforma del mercado eléctrico.

   Finalmente, considera que resulta «realmente escandaloso» que en un escenario de contracción de la demanda e inexistente instalación de nueva capacidad ordinaria o renovable, se incremente en la última orden de peajes la retribución de las actividades reguladas.

   De esta manera, ve «incomprensible» el aumento en un 30% de la retribución al Operador del Sistema (REE) y en un 8% la del Operador del Mercado (OMIE).

ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés