El Gobierno podría recortar hasta en un 54% las primas a la energía fotovoltaica

Para hacer frente a las deudas contraídas para llevar a cabo las inversiones en materia energética, la única solución planteada por el Ejecutivo nacional es la «refinanciación con los bancos»

La Asociación Nacional de Productores e Inversores de Energías Renovables (Anpier) ha criticado que la reforma energética que ha anunciado el Gobierno central podría recortar hasta en un 54 por ciento las primas a la energía fotovoltaica, lo que podría poner en riesgo a muchas empresas del sector del que viven alrededor de 6.000 familias en Castilla y León y unas 400 en León.

   Así lo ha explicado el delegado de Anpier en Castilla y León, Alberto Nieto Vivas, en León donde se ha celebrado una reunión informativa, y ha agregado que esta «reforma unilateral» beneficiará únicamente a las «grandes empresas eléctricas» y que el principal perjuicio para los productores es que, tal y como está prevista, «dinamita el régimen tributario con el que se hicieron las inversiones».

   Para hacer frente a las deudas contraídas para llevar a cabo las inversiones en materia energética, la única solución planteada por el Ejecutivo nacional es la «refinanciación con los bancos», pero esto, ha dicho Nieto Vivas supondría «en muchos casos la entrega de la propia instalación con lo que ello conlleva, ya que muchas veces la instalación está garantiza con viviendas, locales comerciales o ahorros».

   En este sentido, ha insistido en que la refinanciación tampoco es una solución porque, debido al momento de crisis económica, «hay un cambio también de las condiciones con los bancos y las entidades».

   Por otro lado, el delegado de Anpier en la Comunidad ha explicado que la nueva normativa energética «hará peligrar» las instalaciones más eficientes y las que tienen un mayor rendimiento. «Han cambiado de forma unilateral las reglas del juego, antes pagaban a la producción y con la nueva reforma se va a pagar por la inversión realizada, por la potencia», ha añadido.

   Se trata de «un cambio dramático», ha insistido Nieto Vivas, porque «se va a pagar por cuanto se sea capaz de producir, no por lo que realmente se produce».

   Por estas razones, Anpier ha exigido al Gobierno, y en concreto al ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, diálogo para llegar a un acuerdo. «Exigimos diálogo porque las puertas del Ministerio están cerradas», ha concluido.

ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés