Actualizar

jueves, febrero 9, 2023

Energía limpia, barata y sin limitaciones

El 8 de agosto pasado en el National Ignition Facility (NIF), del Laboratorio Livermore (Lawrence Livermore National Laboratory) en California, EE.UU. se obtuvieron estos resultados. Este es un centro especializado en investigaciones en el campo de la fusión nuclear por confinamiento inercial.

Energía limpia, barata y sin limitaciones. La noticia ha llegado de forma anónima al Washington Post y al Financial Times, quienes se han apresurado a publicarla. Se espera la confirmación de estos datos en una oportuna conferencia de prensa.

Un gran paso

Por primera vez, se ha conseguido que la cantidad de energía utilizada para lograr la fusión nuclear resulte menor que la que se obtuvo de la reacción. De esta forma se consiguió una ‘red de energía’. Esto implica que a partir de pulsos de láser de unos 20 megajulios se obtuvieron 25 megajulios de energía. Esta pequeña, pero significativa ganancia energética podría proveer de energía durante una hora a un ordenador portátil

Aparentemente hace ya muchas décadas que la comunidad científica está empeñada en lograr algo como esto. Pero se ha necesitado desarrollar las técnicas necesarias que permitan la producción de pulsos láser con una determinada potencia y eficacia. Por otra parte, también hicieron falta estrategias y una cuidadosa planificación, para conseguir irradiar y comprimir el combustible.

En los laboratorios estadounidenses se logró que, dentro de una cámara de vacío, más de 190 rayos láser impactaran contra una minúscula cápsula. Dentro de este cilindro de dimensiones milimétricas estaba encerrada una pequeñísima esfera. A misma se componía de deuterio y tritio.

Los rayos entran en la cápsula a través de los orificios e inciden en el interior del cilindro. De este modo se generan rayos X, que transforman la esfera en plasma y la remueven. El plasma es un gas compuesto por partículas cargadas eléctricamente. Y que además está en proceso de expansión. De este modo se consigue una ganancia neta energética que puede emplearse de diferentes formas.

Fusión en vez de fisión

La fusión nuclear es una metodología mucho más segura y limpia que la fusión. Ya que en el segundo caso se parte de algún combustible fisionable (el más conocido es el uranio, pero no es el único y genera residuos radiactivos. En el caso de la fusión, los reactores funcionarían exactamente igual que como lo hacen las estrellas. El proceso sería prácticamente idéntico al que acontece dentro, por ejemplo, del núcleo del Sol.

En la actualidad hay centenares de plantas de fisión nuclear por todo el mundo. Estas producen electricidad, pero también generan ingentes cantidades de residuos altamente contaminantes, cuya durabilidad es muy larga y que representan un grave problema a la hora de desecharlos. En cambio, la fusión es limpia y se hace basándose en dos isotopos pesados del hidrógeno, el tritio, el deuterio, que están presentes en la naturaleza en abundancia.

De cara al futuro, los científicos de todo el mundo se muestran optimistas. Un futuro reactor de fusión nuclear que se base en el esquema de confinamiento inercial podría ser una solución a la crisis energética mundial. Pero para ello habrá que invertir ingentes cantidades de recursos, tanto económicos, como humanos y de infraestructura.

De hecho, en Europa se han obtenido destacables resultados, a pesar de que a los científicos se les han recortado los recursos que estaban dedicados a ello. Pero esta opción es sin dudas una excelente noticia para el mundo entero. Hablamos de una fuente de energía renovable, casi inagotable, segura y sostenible. Energía limpia, barata y sin limitaciones.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés