Actualizar

miércoles, febrero 8, 2023

30ª Edición de La Bullada Purpurina

Este año 2022, desgraciadamente, han sido muchos los candidatos propuestos para nuestro premio. Tras una dificilísima criba, los finalistas brillaron por méritos propios. De entre ellos, el jurado tendrá la ingrata tarea de elegir solamente a uno, a pesar de la abundancia de razones que existen para premiarlos a todos.

30ª Edición de La Bullada Purpurina. La Coordinadora Ecoloxista d’Asturies convoca su edición número treinta del premio La Bullada de Purpurina. Este “galardón” reconoce la labor de empresas, instituciones y administraciones que, a nuestro juicio, han destacado a lo largo del año por sus acciones anti-ecologistas, perjudicando en alto grado al medio ambiente asturiano.

El pasado año 2021 nuestro anti-premio fue entregado a Chemastur, en Castrillón, por ser una de las empresas más denunciadas por los vecinos, hartos de soportar la contaminación que genera. También por acumular una gran cantidad de infracciones de las condiciones medioambientales y de salud laboral, haciendo que los propios trabajadores de sus instalaciones se sumen a las protestas denunciando las fugas de gases y polvo a la atmósfera.

Los candidatos de este año para alzarse con el galardón La Bullada Purpurina 2022 son:

Ángel García González, Alcalde de Siero

Por su nefasta gestión ambiental; por negar y esconder la contaminación que tantos años llevan sufriendo los vecinos; por la falta de saneamiento del concejo, que tiene el lamentable récord de contar con el tramo de río más contaminado de Asturias a causa de los vertidos; por su defensa de las incineradoras, etc.

El Titular del Juzgado Contencioso n.º 1 de Gijón

Por la autoría de sorprendentes sentencias que demuestran la escasa sensibilidad ambiental del poder judicial, como la de la des-peatonalización del Muro. Único caso en España de un espacio peatonalizado que se vuelve a abrir al tráfico rodado a pesar de la contaminación que supone. Por la sentencia que frena la re-naturalización del río Piles y que tan extraña resulta cuando en toda España se abordan trabajos de recuperación de los cauces de los ríos.

Juan Cofiño González

El Vicepresidente y Consejero de Administración Autonómica, Medio Ambiente y Cambio Climático, por la nefasta gestión ambiental en su consejería, de la que es un buen ejemplo el proyecto de Ley de Calidad Ambiental que suprimirá el escaso control que tiene los vecinos respecto de los desmadres ambientales cometidos en su entorno. Por sus continuas declaraciones negando la contaminación del aire, etc.

Ence

En Navia, por seguir empobreciendo y forzando la región, saturándola de eucaliptos, con el impacto ambiental que suponen; por atentar contra nuestro ecosistema endémico.  Presionando para que se apruebe el cultivo de la variante de eucaliptos Nitens una vez que la Globulus agote su rentabilidad. Por representar el modelo de corrupción y toxicidad empresarial que ahora, más que nunca, debemos evitar si queremos tener un futuro, pues las ganancias millonarias de la empresa se basan en la destrucción de nuestra naturaleza desde su factoría de Navia, un impacto que no hará más que aumentar durante los próximos años.

Arcelor

En Avilés, Corvera, Gozón, Carreño y Xixón, por la implacable contaminación del aire, el agua y el suelo. Por ejercer su poder como gran empresa contra el beneficio de todos y todas. Por paralizar, continuamente, las reformas ambientales comprometidas en sus instalaciones, haciendo tímidos avances con la intención de silenciar a la opinión pública, pero no adoptando nunca soluciones reales.

Orovalle

En Belmonte y Salas, por seguir contaminando con sus vertidos en la planta de tratamiento de Belmonte. Por amenazar con sus contaminantes todo el occidente asturiano, gracias a sus nuevos proyectos mineros para la búsqueda de oro.

El fallo del jurado decidirá la próxima semana cuál de estas empresas se revela como la más descalificable en un momento vital, en términos medioambientales, en el que es nuestra obligación ponerlas en evidencia y expresar con claridad las consecuencias de sus actividades perjudiciales.

El Premio de la 30ª Edición de La Bullada Purpurina se entregará, simbólicamente, el 28 de diciembre. Coordinadora Ecoloxista d’Asturies

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés