Invertir en prevención evita incendios

Estos días se ha celebrado el Congreso ibérico sobre zonas estratégicas de gestión Firepoctec, en Huelva, en el que Greenpeace ha participado en jornadas técnico científicas. Uno de los problemas más graves que tiene el país es la falta de prevención.

Invertir en prevención evita incendios. Estos días se ha celebrado el Congreso ibérico sobre zonas estratégicas de gestión Firepoctec en Huelva. Un encuentro que acontece mientras lamentablemente estamos viviendo incendios en municipios de Cantabria, Vizcaya y Burgos con desalojos y  cursos de agua afectados por las cenizas “chapapote de monte”  en la Sierra de la Culebra o el Parque Natural de Corrubedo. Y además, tenemos que lamentar la cuarta víctima mortal del incendio de Losacio (Zamora) que se confirmaba el pasado lunes.

Los incendios forestales han arrasado en lo que va de año casi 260.000 hectáreas. Con un balance de 30.000 personas desalojadas y cuatro fallecidos. Es el peor año en casi tres décadas en incendios y superficie quemada, superando a 2012. Estos incendios son la punta del iceberg. Un síntoma de la situación de nuestros bosques en un contexto de cambio climático. Y deben estar en lo más alto de la agenda política.

El fuego ha dejado de ser una perturbación natural que modela el paisaje para convertirse en una terrible amenaza (más de un 96% de los incendios de causa conocida en España está ocasionada por el ser humano). La extinción como única estrategia no resuelve el problema, es fundamental actuar en las causas que originan los incendios. Por ello, es imprescindible invertir en mejorar la gestión forestal y los planes preventivos porque la gestión del paisaje es una de las pocas ventajas estratégicas para prevenir el progreso de incendios catastróficos.

Invertir en prevención evita incendios

Siendo tan importante ¿Cuánto se invierte en los montes?

En los presupuestos autonómicos, diputaciones, forales o provinciales, con diferentes formatos, no figuran epígrafes fácilmente reconocibles como «gestión forestal sostenible». Resulta del todo imposible conocer lo que destinan las administraciones a escala autonómica o local al no existir datos normalizados para poder cuantificar esta cifra.

Es poco habitual encontrar reportes de cuánto se destina a extinción de incendios o a prevención de incendios debido fundamentalmente a la cantidad de competencias repartidas entre diferentes administraciones y la escasa claridad de algunas partidas. No se diferencia entre prevención y extinción.

Si bien la gestión forestal es de competencia autonómica, la gestión forestal preventiva e integral requiere de una mejor coordinación de los diversos niveles del Estado. En estos días, en pleno proceso de tramitación de los PGE 2023, es el momento de hacer un llamamiento. Invertir en prevención evita incendios.

Porque los incendios forestales se previenen y apagan cuando se negocian los presupuestos, momento en el que se ve el interés real por implantar políticas de gestión forestal y dinamización del medio rural que vayan más allá de las políticas de extinción del fuego.

En Greenpeace analizaron los PGE 2023 y constataron que los presupuestos no nos preparan para la prevención de grandes incendios, como los de este verano, y para una gestión forestal sostenible. Por eso, desde la organización medioambiental instan a los grupos parlamentarios a que presenten una enmienda al proyecto de Ley de Presupuestos Generales. Para que se introduzca una mejora de la coordinación y capacidades en gestión forestal sostenible y prevención de incendios.

¿Y la gestión preventiva?

La gestión forestal preventiva e integral requiere de una mejor coordinación de los diversos niveles del Estado, sin que esto suponga un cuestionamiento de las competencias autonómicas. Por ello, es urgente una revisión y refuerzo del Comité de Lucha contra los Incendios Forestales (CLIF) que es el comité en el que el Estado se coordina con las Comunidades Autónomas.

Se trata de un espacio de diálogo y gestión estratégico que necesita ser reforzado en su mandato y capacidades para enfrentar el desafío de los grandes incendios y rendir cuentas de los mismos. Además, Greenpeace propone la creación de un Fondo de apoyo a la prevención de incendios y gestión forestal para poder reforzar el trabajo de todas las administraciones y actores en la materia.

Desde Greenpeace aseguran que continuarán promoviendo los cambios legislativos necesarios para que el Gobierno y las administraciones pongan los medios que necesitamos ahora. Porque los incendios se apagan durante todo el año. Así que no tenemos tiempo que perder. Invertir en prevención evita incendios.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés