¿Qué hacemos con los megaincendios?

La mayoría de las naciones del mundo no está preparada para enfrentar un aumento importante en el número e intensidad de los grandes incendios Esta es la conclusión a la que llegó el PNEUMA tras el último informe, que predice un aumento de los mega incendios.

Un gravísimo augurio

Ya ha quedado muy claro que los megaincendios se incrementarán al menos en un 30% en 2050, si no se llevan a cabo acciones realmente drásticas que prevengan esta situación y eviten que suceda lo que predicen los científicos, aunque para la ONU los gobiernos no están preparados para enfrentarse a este reto.

En el último informe, los científicos advirtieron que el cambio climático es el factor que más influye en el agravamiento de estos enormes fuegos, ya que contribuye a su formación al provocar sequías, matar plantas que no deberían arder y acabar retroalimentándose, puesto que los megaincendios liberan ingentes cantidades de dióxido de carbono.

Inconvenientes económicos

Los expertos no solo han estudiado el fenómeno climático actual y advirtieron de los riesgos que se corre, sino que también propusieron soluciones, aunque hubieron de reconocer que hay un número muy limitado de gobiernos que, a día de hoy estén preparados para enfrentar y vencer a estos grandes incendios, que pueden volverse casi incontrolables.

De hecho, destacaron que los medios necesarios para luchar contra las llamas resultan muy caros, tanto en términos de equipos (aviones, helicópteros, tecnologías de punta, etc.), como de personas (técnicos capacitados y bien remunerados), por lo que están fuera del alcance de la mayoría de los países del mundo.

- Advertisement -

Y esto sucede por la sencilla razón de que carecen de medios para pagarlos y mantenerlos. En esos casos, lo que hacen estas naciones cuando se encuentran ante este tipo de fuegos gigantes es dejar que toda arda y rezar para que no cause muchos daños y se extinga lo más rápidamente posible.

Además, según los expertos cuando se trata de combatir incendios, especialmente si son de gran envergadura, la tecnología se limita muy rápidamente, ya que para poder controlar la trayectoria de un incendio se acaba por depender en gran medida del clima, del material inflamable que haya y de su accesibilidad. Un cambio de viento puede modificar un incendio para bien o para mal, por lo que sin dudas lo mejor es prevenirlos.

¿Cómo prevenir incendios?

Los métodos que se deben aplicar son bien conocidos: planes de protección de bienes y poblaciones, limpieza y desbroce de terrenos, quemas preventivas, creación de caminos transitables que permitan a la maquinaria de extinción de incendios llegar al corazón de los montes y bosques, sistemas de alerta, etc.

Los investigadores recomiendan emplear, tanto los las últimas tecnologías basadas en imágenes satelitales y/o en inteligencia artificial, como el conocimiento que las poblaciones locales tienen sobre la vegetación y el relieve de sus territorios, una información vital que muchas veces es relegada a un segundo plano, pero que debe ser básica para planificar cómo prevenir cualquier tipo de fuego.

A día de hoy la gran mayoría de los países que se hallan en los llamados ‘puntos calientes’, es decir las zonas más propensas a sufrir este tipo de incendios, dedica grandes cantidades de dinero a la adquisición de elementos que les ayuden a extinguir el fuego, pero tiene presupuestos mínimos para las tareas de prevención.

Los técnicos aconsejan que se empiece por optimizar los gastos y hacer inversiones equitativas y coherentes, dándole a la prevención el rol primordial que se merece, puesto que es preferible evitar que se desate el fuego, a vivir en la expectativa de si estos megaincendios se podrán atajar, combatir y extinguir.

 

 

 

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés