Castilla y León. Aprobada la deducción del 15% en el IRPF para incentivar la compra de vehículos eléctricos o híbridos

Cruz también ha reivindicado la deducción como una medida en favor de una transición justa por lo que ha rechazado «transiciones traumáticas» basadas en prohibiciones de combustibles fósiles, como ha achacado al Gobierno de Pedro Sánchez.

Las Cortes de Castilla y León han dado el visto bueno este miércoles con los votos a favor de PP, Ciudadanos y UPL y la abstención de Podemos e IU a una deducción autonómica en el IRPF del 15 por ciento del valor de la adquisición de un vehículo eléctrico puro, de un vehículo con autonomía extendida o de un vehículo híbrido enchufable con autonomía en modo eléctrico de más de 40 kilómetros –el umbral más bajo– para incentivar la compra de este tipo de automóviles no contaminantes y fomentar la movilidad sostenible.

Esta nueva deducción, propuesta por el Partido Popular a través de una proposición de ley, tendrá un límite de 4.000 euros y dejará fuera a los vehículos adquiridos para actividades profesionales o empresariales ya que esas compras están sujetas a un régimen de carácter estatal.

Según ha explicado el portavoz de Hacienda en el Grupo Popular, Salvador Cruz, el principal objetivo es «incrementar sustancialmente» la compra de vehículos eléctricos en 2019, sin descartar duplicar las ventas, ya que, según ha reconocido también, en la actualidad el parque móvil eléctrico en la Comunidad es «mínimo», a lo que ha añadido la necesidad de «ir de la mano» de la UE en el objetivo de reducir un 40 por ciento la emisión de gases en el horizonte de 2030. Cruz también ha reivindicado la deducción como una medida en favor de una transición justa por lo que ha rechazado «transiciones traumáticas» basadas en prohibiciones de combustibles fósiles, como ha achacado al Gobierno de Pedro Sánchez.

- Advertisement -

«Muy bien leído señor Cruz, lástima que se lo hayan escrito completo en la Consejería», ha ironizado el socialista Francisco Martín que se ha felicitado al comprobar que en los «contados momentos de cordura del PP» incorpore ideas del PSOE que hace suyas como ha ocurrido, a su juicio, con la eliminación aprobada también hoy en el Impuesto sobre Transmisiones y Actos Jurídicos Documentados de los actuales beneficios fiscales por la adquisición de vivienda de los que se estaban beneficiando los bancos por valor de 6 millones de euros como sabía, ha ironizado, «la consejera parlanchina», en referencia a la titular de Economía y Hacienda, Pilar del Olmo, a la que anteriormente había mandado callar para recordar que tiene lesionado el brazo «no la lengua».

Respecto a las ayudas a la adquisición de vehículos eléctricos ha lamentado que sólo van a llegar a los «amigos» del PP pero no a las familias más humildes. «Enhorabuena, lo están volviendo a hacer y la consejera sin callarse», ha espetado tras lo que la presidenta de las Cortes, Silvia Clemente, ha recordado que ese llamamiento a estar callados va para los dos lados por lo que ha reivindicado «respeto» entre las bancadas del centro, de la izquierda y de la derecha en favor del debate.

«Lecciones en materia tributaria del PSOE no queremos ninguna», ha aclarado Cruz ante el «infierno fiscal» que propone la izquierda para recordar que ninguna comunidad socialista tiene una deducción para la adquisición de vehículos eléctricos, sólo Navarra y La Rioja, y ahora Castilla y León, la tercera del país, ante lo que Martín ha reivindicado de nuevo que la iniciativa tributaria siempre ha sido de los socialistas para asegurar que si llegan al gobierno aplicarán una política fiscal más beneficiosa para la gente -hoy ha planteado una deducción en AJD para los prestatarios en forma de ayudas– sin llevarlo «paquí y pallá» –en referencia a la empresa tapadera del PP Paquí Pallá SL–.

En el caso de Podemos, Félix Díez ha considerado la iniciativa del PP como «un brindis al sol» o como algo «cosmético» por lo que ha propuesto aumentar la deducción al 20 por ciento con un límite de 6.000 euros para «incentivar de verdad» la adquisición de vehículos eléctricos que, según ha lamentado, no tienen presencia ni en la propia administración. «No añade nada nuevo ni mejora», ha respondido por su parte el ‘popular’ José Manuel Fernández Santiago, que ha ironizado sobre la coincidencia entre PP y Podemos al plantear en cualquier caso beneficios fiscales, ante lo que el procurador de la formación morada ha reprochado al PP que con los suyos regale a los ricos el dinero que quita a los pobres.

Por su parte, el portavoz del Grupo Mixto, el procurador por IU-Equo, José Sarrión, ha reclamado también una mayor cuantía para las ayudas que ha situado en 5.500 euros con propuestas como autonomía de 100 kilómetros o elevar a cinco años el periodo durante el que el vehículo se mantenga en el patrimonio del adquiriente para intervenir el mercado «pero de forma correcta» y evitar tener una ley «sin efectividad».

En el caso de UPL ha situado la cuantía de la deducción en 5.000 euros y ha compartido con IU que el vehículo se mantenga en el patrimonio del adquiriente también durante cinco años. «A una ley simple, unas enmiendas simples», ha espetado Luis Mariano Santos mientras que Fernández Santiago ha lamentado la incapacidad de la oposición y, sobre todo del Grupo Mixto, para ponerse de acuerdo en la cuantía de las deducciones propuestas.

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés