Volvo Buses trabaja duro para la electrificación del transporte público

Además, proporciona carga rápida en parada de manera automática en todas las paradas finales, requiriendo de pocos cargadores y permitiendo una rentabilidad económica más elevada.

El número de flotas de autobuses híbridos se está incrementando de manera significativa en casi todas las ciudades españolas en los últimos años.

Esto se debe a que constituyen una solución efectiva para la eliminación paulatina de los combustibles fósiles.

Este aumento progresivo lleva consigo una serie de retos que hay que abordar y tener en cuenta en el largo plazo.

¿De qué retos estamos hablando?

Algunos críticos plantean que cuando la compra e implementación de este tipo de transporte se normalice por completo pueden aparecer problemas relacionados con el abastecimiento eléctrico y aumentos en los precios de la electricidad.

Por eso los puntos de recarga y el uso eficiente de la energía jugarán un papel fundamental.

Pero Volvo está preparado para afrontar estos y muchos más retos, ya que presenta un autobús cuya conducción eléctrica es mucho más eficiente y en donde se recupera constantemente energía al frenar y bajar pendientes.

A nivel global, el sector del autobús está centrando la mayor parte de los esfuerzos en estandarizar en el menor tiempo posible los sistemas de recarga para que cualquier vehículo, sea de la marca que sea, pueda recargar en cualquier ciudad.

Los próximos diez años serán decisivos para la electrificación del transporte público.

Más información: La Ciudad quiere (BLOG de Volvo Buses)

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés