Instalados cuatro puntos de recarga de coches eléctricos en distintas zonas de la ciudad

El Ayuntamiento de Santander y la empresa E.ON España han firmado un convenio que incluye la instalación de puntos de recarga de coches eléctricos en el número 30 del Paseo de Pereda, el polígono de Candina, Nueva Montaña y la Avenida de García Lago, con plazas de aparcamiento reservadas únicamente a vehículos de este tipo y en las que el estacionamiento está limitado a cuatro horas.

Esta medida es una de las iniciativas que el Ayuntamiento y la empresa están llevando a cabo para el «impulso» del uso de vehículos eléctricos en la ciudad, en una apuesta conjunta que ha convertido a Santander en una de las ciudades españolas «más avanzadas» en lo que respecta a la movilidad sostenible, según el Consistorio.

   Los ciudadanos ya pueden hacer un contrato en las oficinas comerciales de E.ON del Paseo Pereda para poder recargar sus vehículos eléctricos en dichos puntos. Además, como muestra del «compromiso» de la compañía con la movilidad eléctrica, los primeros 200 euros de consumo durante el primer año de contrato serán gratuitos.

   Asimismo, la compañía ya posee coches eléctricos para que los trabajadores que atienden el servicio de mantenimiento se desplacen por Santander.     BICICLETAS ELÉCTRICAS

- Advertisement -

   Por otra parte, el alcalde de Santander, Íñigo de la Serna, y el director general de Mercados Regulados de E.ON España, Javier Anzola, han hecho entrega de sendas bicicletas eléctricas a Inmaculada Rodríguez y Marina Bolado, las ganadoras del concurso «E-mobility».

   Este concurso tuvo lugar el pasado verano con motivo del lanzamiento del proyecto de movilidad eléctrica, tras la firma del convenio de E.ON España y el Ayuntamiento.

   En colaboración con esta empresa, que ha elegido Santander como «punta de lanza» para poner en marcha su estrategia de coche eléctrico en España, el Ayuntamiento está llevando a cabo una serie de iniciativas para impulsar el uso de este vehículo no contaminante.

   Esta iniciativa incluye además la redacción de una guía, siguiendo las instrucciones del Instituto para la Diversificación y Ahorro de Energía (IDAE), que recoge las ventajas del uso de estos vehículos, como el acceso a circular en zonas restringidas, horarios de carga y descarga y reserva de espacios públicos para recarga de flotas que presten servicios esenciales, como pueden ser los de atención sanitaria o policía.

   Asimismo, el Ayuntamiento y E.ON van a desarrollar campañas divulgativas entre los ciudadanos sobre los beneficios de la movilidad eléctrica en Santander.

   El alcalde ha explicado que el Plan de Movilidad Sostenible de Santander recoge, dentro de los planes de actuación, la promoción de medios de transporte movidos por energías no contaminantes, como es el caso de la eléctrica, por lo que está tratando de que se extienda su uso en la ciudad.

   Desde hace varios años, los propietarios de vehículos eléctricos e híbridos se benefician de una bonificación del 50% en el pago del impuesto de vehículos.

   El alcalde ha destacado que estos vehículos mejoran la calidad de vida, puesto que la ciudad se convierte en un espacio «más limpio y silencioso»; proporcionan una mayor eficiencia energética, contribuyen a reducir las emisiones de CO2. Además, reducen la contaminación acústica y sus materiales son reciclables.

   Otra de las ventajas que ofrecen los vehículos eléctricos es que suponen un «importante» ahorro económico, ya que un coche medio de gasoil consume aproximadamente 5,40 euros cada 100 kilómetros, un híbrido gasta 4,5 euros cada 100 kilómetros y uno eléctrico 1,65 euros cada 100 kilómetros.

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés