Ecologistas de las Antípodas informan, que la población australiana de koalas ha descendido a un «nuevo dramático nivel»

De acuerdo a un estudio de la Fundación Koala Australiano, podría haber escasamente 43.000 koalas viviendo en libertad, es decir un descenso del 90 por ciento en los últimos 21 años. La organización remitió ayer su estudio, el mayor registro nacional de uno de los animales más famosos del país, al Comité Científico de Especies Amenazadas, dependiente del gobierno nacional federal, con el objetivo de que este órgano administrativo realice un censo oficial de las especies en riesgo de extinción.

   Este es el segundo intento de la fundación para lograr que los koalas se incluyan entre las especies en peligro después de la negativa anterior por falta de datos científicos. La directora de la entidad, Deborah Tabart, subrayó que «es hora» de que el grupo obtenga las estadísticas que lo respalden.

   Según Tabart, la Fundación Koala ha escudriñado el monte, valorado en unos 1.000 bosques, en 1.800 áreas y ha medido unos 80.000 árboles desde hace dos décadas, cuando se estimaba que la población de koalas rondaba los 40.000. «El hábitat de los koala ya no está igual ahora, los koalas se echan de menos en cada lugar que observamos», aseguró.

   Las principales causas de este declive incluyen la destrucción de su hábitat natural debido al desarrollo urbanístico, las enfermedades tales como chlamydia, que afecta a una buena parte de la población de la especie, a los ataques de perros, a los incendios y a los accidentes de tráfico.

- Advertisement -

   Según publica el diario ‘The times online’ del que se hace eco Europa Press, recientemente la directora de la fundación aseguró que los koalas han comenzado a pasar hambre y a morir de deshidratación, debido a la escasez de agua por las sequías en Australia. Además, añadió que el cambio climático podría estar detrás del descenso más reciente.

   «Los koalas están bajando de los árboles, como los insectos, porque no hay agua. Un  veterinario me comentó recientemente que había analizado unos 700 koalas después de morir, detectando que casi la mitad de ellos murieron de inanición, lo cual representa un problema real», denunció, al tiempo que confesó que cree «realmente» que no quedan más de 50.000 koalas en toda Australia.

   Además, como no hay una idea del número exacto de koalas en estado salvaje, la organización estimó que se encuentra entre 43.000 y 80.000, por lo que podrían comenzar a formar parte de las categorías de especies en peligro. «Viajé recientemente por el oeste de Queensland y no me encontré con un solo ejemplar durante tres días, en una zona que tradicionalmente estaba plagada de ellos», relató.

   En 2003 se estimaba que podría quedar una población de 100.000 koalas en la península de Australia. Algunos científicos creen que los números podrían ser incluso mayores. No obstante, en 2008 el Gobierno aprobó una Estrategia Nacional de Conservación para esta especie emblemática.

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés