Un joven fallece por la cogida de un toro “embolado”

Un joven de Segorbe, de tan solo 18 años, falleció como consecuencia de las graves heridas que padeció tras ser cogido por un toro embolado en las fiestas de la Semana Taurina de Soneja. La abolición de estas prácticas se hace cada vez más necesaria.

Los festejos taurinos implican accidentes y muerte

Un joven fallece por la cogida de un toro “embolado”. La muerte de una persona, especialmente si es joven, siempre es una trágica noticia. Por ello, desde FAADA y las demás entidades de protección animal. Llevamos años trabajando para concienciar a la sociedad sobre las múltiples problemáticas relacionadas con los festejos taurinos.

Estas actividades no solo implican la tortura pública de seres vivos y sintientes. No solo educan a la sociedad en la aceptación y celebración de la violencia y la falta de empatía. Si no que además, y de manera recurrente, también suponen la muerte de las personas que deciden participar en las mismas.

Incidente en Castellón

Un joven de Segorbe, de tan solo 18 años, falleció como consecuencia de las graves heridas que padeció tras ser cogido por un toro embolado en las fiestas de la Semana Taurina de Soneja. Los hechos ocurrieron sobre la medianoche del viernes 5 de agosto. El toro “embolado”, con las bolas ya apagadas y en evidente estado de fuerte estrés, empezó a correr hacia un grupo de jóvenes, alcanzando al fallecido, al que empotró contra un burladero.

El joven fue atendido por el personal médico de la propia plaza, luego fue trasladado al Hospital de la Mini Fe de Sagunto. Y posteriormente a un centro hospitalario de Valencia, ya que su estado era muy grave. Al parecer tenía varias costillas rotas que le afectaban a un pulmón.

Prohibición YA

El Ayuntamiento de Segorbe ha decretado tres días de luto oficial y en un comunicado publicado en redes sociales, su alcalde, Benjamín Escriche, ha indicado que esta es.»La peor noticia que hubiéramos querido dar para finalizar la Semana Taurina”. Y que «nos llena de profunda tristeza y pesar».

Lamentablemente, la única solución para que nadie tenga que volver a comunicar noticias de este tipo, es abandonar para siempre tradiciones primitivas y que tanto sufrimiento causan a animales y personas. En el siglo XXI tragedias como estas resultan no solo un sin sentido, sino también absolutamente inaceptables. Un joven fallece por la cogida de un toro “embolado”.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Otras noticias de interés