La alta calidad de la materia orgánica recogida en el 5º contenedor avala la apuesta de Galicia por el compostaje

Los concellos vecinos de Laracha, Carballo y Cerceda, pioneros en la recogida selectiva de los restos orgánicos, se erigen en todo un referente para muchos otros que ya están evaluando la implantación de este modelo.
  • Las caracterizaciones macroscópicas de FORSU realizadas por Sogama en su planta de compostaje industrial arrojan unos resultados muy positivos, toda vez que en torno al 97% corresponde a material biodegradable, limitándose los impropios a poco más del 2%.
  • Sogama quiere destacar el esfuerzo invertido por los tres entes locales para hacer realidad la valorización de la materia orgánica y contribuir a una mayor protección ambiental y ahorro de costes.

La buena calidad de la fracción orgánica recogida a través del quinto contenedor, de color marrón, implantado en los cascos urbanos de Laracha, Carballo y Cerceda, avala la firme apuesta de estos concellos por el compostaje, sirviendo de punto de referencia para otros muchos que ya están evaluando la implantación de este modelo.

Los tres entes locales decidieron en su momento adherirse a la planta de compostaje industrial de Sogama para complementar el programa de compostaje doméstico instaurado de la mano de esta empresa pública en más de 700 viviendas rurales.

Con ello pretenden poner en valor la materia orgánica recogida selectivamente mediante su transformación en un abono de alta calidad. En el primer caso, para ser utilizado por parte de las familias participantes como fertilizante natural en su jardines, huertos o tierras de cultivo, y, en el segundo, para que también pueda convertirse en compost a través de una operativa industrial, extendiendo la segregación de los residuos orgánicos a calles con edificios de viviendas.

Poco más del 2% de impropios

Las caracterizaciones macroscópicas de la fracción orgánica (FORSU) recogida a través del contenedor marrón arrojan unos resultados muy positivos, toda vez que en torno al 97% corresponde a material biodegradable (restos de alimentos y de jardinería), limitándose los impropios a poco más del 2% (envases, bolsas biodegradables, etc).

En este sentido, se llama la atención sobre la necesidad de que la materia orgánica sea depositada en origen en bolsas biodegradables para facilitar el proceso industrial y obtener así en la planta un compost de mayor calidad. Los muestreos se rigen por diferentes disposiciones legislativas, así como por la norma UNE-EN-4899:2007.

Ejemplo a seguir

Sogama quiere destacar el esfuerzo invertido por los tres concellos vecinos, tanto a nivel logístico y de dotación de medios, como a nivel pedagógico y de concienciación social, para hacer realidad la valorización de la materia orgánica, habiendo desplegado intensas campañas de información, formación y sensibilización con las que los gobiernos municipales han logrado la implicación e interés de los ciudadanos que, voluntariamente, han decidido participar en esta iniciativa.

Otros ayuntamientos del entorno ya están analizando la forma de llevar a cabo esta recogida selectiva, pudiendo servir la experiencia de Laracha, Carballo y Cerceda como ejemplo a seguir para contribuir a una mayor protección del medio ambiente y a un ahorro de costes.

Fuente: Sogama

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés