Extremadura dice NO al proyecto de Balboa

Así, el coordinador técnico de la Oficina de WWF en Doñana, Juan José Carmona, ha señalado que aunque era un trámite administrativo «lógico» que tenía que dar el Gobierno de Extremadura, «es importante que este proyecto se le ponga fin desde todos los ámbitos y desde Doñana podamos olvidarnos del peligro y el problema que significaba para el espacio natural».

Las organizaciones WWF y Ecologistas en Acción han mostrado su satisfacción por la negativa del Gobierno de Extremadura a la Autorización Ambiental Integrada (AAI) al proyecto de la refinería Gallardo y el oleoducto, que incluía infraestructura en Sevilla y Huelva, un proyecto «inasumible» para Doñana, «a la que le sobran proyectos que la amenazan», señalan.

Así, el coordinador técnico de la Oficina de WWF en Doñana, Juan José Carmona, ha señalado que aunque era un trámite administrativo «lógico» que tenía que dar el Gobierno de Extremadura, «es importante que este proyecto se le ponga fin desde todos los ámbitos y desde Doñana podamos olvidarnos del peligro y el problema que significaba para el espacio natural». «Es positivo que se vayan cerrando los proyectos cuando no tienen viabilidad y no queden así en el limbo», añade Carmona.

Además, y ante la posibilidad del interesado de poner un recurso ante la Consejería de Medio Ambiente y Rural, Políticas Agrarias y Territorio, el coordinador ha señalado que «hay proyectos que son eternos, aparecen cada cierto tiempo y por más que se demuestren que no son beneficiosos vuelven a ponerse sobre la mesa porque siempre hay algunos intereses que pueden sacar un beneficio económico particular más allá del beneficio social del proyecto».

- Advertisement -

Por su parte, la portavoz de Ecologistas en Acción en Andalucía, Lola Yllescas, ha mostrado también en declaraciones a Europa Press su satisfacción por esta decisión, porque su organización «siempre ha estado en contra» de ese proyecto y, sobre todo, «del impacto que podría producir el traslado del crudo hasta la refinería, todo lo que habría que construir para que llegara hasta el municipio de Los Santos de Maimona (Badajoz)».

«ERA UNA COSA DE LOCOS»

Este proyecto «era una cosa de locos», asegura Yllescas, que afirma que «ha habido suerte» y en este caso «los análisis ambientales han sido coherentes y han denegado la instalación».

Por su parte, el portavoz de Ecologistas en Acción en el Consejo de Participación de Doñana, Juan Romero, ha afirmado en declaraciones a Europa Press que «era un proyecto muerto», que «desaconsejó» incluso el consejo, y «esto ha supuesto ya mandarlo al cajón del olvido». «Es un proyecto inasumible para Doñana, a la que le sobran proyectos que la amenazan», agrega.

Además, señala que «no tenía viabilidad económica», al tiempo que defiende un apuesta por las energías «renovables y limpias, y no por energías contaminantes».

ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés