Apple, Microsoft y Google y su camino hacia un sistema operativo unificado

La idea de los sistemas operativos unificados supone utilizar el mismo software en diferentes dispositivos. Tabletas, smartphones y ordenadores, principalmente, que funcionarían con el mismo OS. De este modo, la interoperabilidad es enorme, ya que se puede comenzar un trabajo en un aparato y continuarlo más tarde en otro.

Por el momento, ninguna de las grandes compañías tecnológicas, Microsoft, Apple y Google, tienen este tipo de sistema operativo. Sin embargo, se acercan a él e, incluso, algunas de ellas han manifestado su interés por lograr este objetivo a corto plazo.
Microsoft

Quizá quien más cerca está de conseguir un sistema operativo unificado sea Microsoft. La compañía ya anunció su intención de crearlo y acabar con la marca Windows. En principio, su idea es conseguirlo en torno a 2015 ó 2016.

No obstante, Microsoft ya ha dado pasos en esta dirección. La compañía tiene varias tabletas en el mercado que funcionan con Windows 7 y, además, su próximo sistema operativo, Windows 8, sigue esta tendencia.

- Advertisement -

En primer lugar, Windows 8 tendrá un interfaz enfocado a las pantallas táctiles, a pesar de ser un sistema operativo para ordenadores. Además, empresas como HP han hecho guiños a Microsoft para utilizar el software en sus tabletas (si bien esta compañía lo hizo antes de su reestructuración).

Pero eso no es todo. Al parecer, el sistema operativo tendrá tienda de aplicaciones, al igual que Mac OS. Este es uno de los primeros pasos para un sistema operativo unificado: tener aplicaciones multiplataforma.

Este tipo de aplicaciones permiten comenzar a trabajar en un dispositivo y continuar más tarde en otro. Algunas compañías de renombre ajenas al mundo de la informática le dan mucha importancia a estas aplicaciones. Sony, por ejemplo, quiere conseguir que algunos juegos de PSVita, su nueva portátil, y PlayStation 3 se puedan disfrutar en ambas plataformas.
Google

En el caso de Google, el sistema operativo no sólo se utiliza en móviles y tabletas, sino que también es el software con el que funcionan sus televisiones.

En cualquier caso, es la compañía cuyo sistema operativo está presente en más dispositivos. A pesar de que esto es una ventaja, pues tiene un mayor mercado, puede suponer un problema a la hora de crear un sistema operativo unificado. El motivo es que Google no crea sus teléfonos y tabletas, sino que se limita a proporcionar el software.

Hay algunas excepciones, como el Nexus One y el Nexus S, teléfonos creados por HTC y Samsung, respectivamente, pero que se consideran ‘teléfonos de Google’. Sin embargo, lo normal es que los dispositivos simplemente se basen en el sistema operativo del buscador.

El problema que supone esta libertad es que hay una mayor fragmentación, lo que supone que sea más difícil, por ejemplo, preparar los dispositivos para las actualizaciones del sistema operativo (cada fabricante tiene que encargarse de sus dispositivos).

No obstante, esto podría cambiar con la compra de Motorola por parte de Google. Aunque son muchos quienes consideran que la compra se debió a la necesidad de la compañía de obtener un portfolio de patentes, lo cierto es que ahora el buscador cuenta con un fabricante de teléfonos móviles.

De todos modos, tampoco hay que olvidar que, aunque el sistema operativo es el mismo en tabletas y smartphones, Google hace versiones diferentes del software orientadas a cada dispositivo. Las características son parecidas, pero es un paso atrás en la búsqueda de la unificación.

Por otro lado, los ordenadores de la compañía utilizan un sistema operativo diferente, Chrome OS. Sin embargo, por el momento no está casi extendido y sería sencilla su fusión con Android. La idea de Google es que Chrome OS utilice principalmente herramientas en la nube, en lugar de instalar programas. El uso de aplicaciones, más sencillas, sería una idea intermedia.
Apple

Apple, por su parte, no está muy lejos de un sistema operativo unificado. A pesar de que Mac OS e iOS están muy diferenciados, cada vez se acercan más.

Desde hace poco, el sistema operativo para ordenadores de la compañía de la manzana dispone de una tienda de aplicaciones. Por otro lado, tanto el iPad como el iPhone disponen del mismo sistema operativo, iOS y son las aplicaciones las que cambian en función del dispositivo (algunas sólo están disponibles para la tablet o el smartphone).

Sin embargo, Apple nunca se ha caracterizado por seguir las tendencias del mercado, sino, en todo caso, crearlas, como hizo con el iPhone, el iPad o las tiendas de aplicaciones. Por ello, es probable que no esté interesada en cambiar el sistema operativo de sus ordenadores.

No obstante, sí que ha dado pasos hacia una mayor interoperabilidad. Wi-Fi Sync, su sistema de sincronización entre dispositivos mediante WiFi, permite compartir archivos entre iPhone y iPad y ordenadores Mac.

 

www.centrodeinnovacionbbva.com

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés