León. Los recursos naturales de la Reserva Alto Bernesga, sustento para sus habitantes

Un proyecto intenta impulsar iniciativas asociadas al aprovechamiento de los valores de la zona, algo que contribuiría a frenar la despoblación.

El aprovechamiento de los múltiples bienes naturales que atesora la Reserva de la Biosfera de Alto Bernesga, en León, puede ser una de las claves para paliar el «principal problema» al que se enfrenta este medio y su economía, como es la despoblación. Apoyar toda iniciativa que prevea trabajar con los recursos primarios o impulse la creación de algún servicio y, por lo tanto, fije población y ayude al mantenimiento del medio natural, es uno de los objetivos de un proyecto desarrollado por el Ayuntamiento de La Pola de Gordón y la Fundación Biodiversidad.

El plan pretende impulsar el aprovechamiento de los recursos endógenos locales por parte de las mujeres y de los hombres rurales, sobre todo de los productos agroalimentarios mediante la implantación de marcas de calidad, denominaciones de origen y las etiquetas ecológicas. Persigue, además, diversificar la producción agraria mediante la promoción de actividades complementarias relacionadas con el medio ambiente, ha explicado a DiCYT Benedicta Rodríguez, técnico de Medio Ambiente del Consistorio de La Pola de Gordón, uno de los dos municipios junto con Villamanín que forma parte de esta Reserva de la Biosfera, la cual se extiende a lo largo de 33.442 hectáreas.

Entre las empresas que este programa ha contribuido a crear, y que se sirven de los recursos naturales de la zona, se encuentra una dedicada a la micología y otra a la apicultura. «Queremos que la gente pueda vivir de lo que ofrece el medio y necesitamos que la gente siga manejando el entorno», ha explicado la técnico. Ha trasladado, asimismo, que otro de los objetos del proyecto es fomentar el asentamiento de empresas innovadoras o de nuevas tecnologías en este espacio. «Las tecnologías permiten desarrollar trabajos a distancia para los que no es necesario desplazarse a las ciudades», se destaca en la presentación de este plan.

- Advertisement -

Además de la formación mediante una serie de cursos, los responsables del programa tratan de asesorar a las personas que quieran emprender en el medio rural, a partir del aprovechamiento del patrimonio natural, bien mediante el trabajo con los recursos primarios o bien mediante la instauración de algún servicio o propuesta turística.

Es importante, en este sentido, que conozcan las líneas de actuación que pueden seguir, las subvenciones a las que pueden optar o la problemática a la que es posible que se enfrenten, ha subrayado Rodríguez, quien ha apuntado que aunque este proyecto está concebido inicialmente para las mujeres habitantes del medio rural, no pueden «permitirse el lujo» de excluir a los hombres, con los que también trabajan. 

Patrimonio natural

Enclavada en la Montaña Central Leonesa, en una zona de transición entre la España seca y la húmeda, la Reserva de la Biosfera Alto Bernesga cuenta con especies emblemáticas como el oso pardo (Ursus arctos) o el urogallo cantábrico (Tetrao urogallus), además de una amplia variedad vegetal. Lospastizales de alta montaña ubicados en los riscos, canchales -peñascales- y puertos de montaña; así como los robledales, hayedos y los bosques ribereños eurosiberianos de sauces y chopos forman parte de este espacio, declarado Reserva por la Unesco en julio de 2005.

Entre las especies vegetales que destacan por su especial valor en la zona se encuentra la sabina albar (Juniperus thurifera), resistente a duras condiciones ambientales y capaz de asentarse desde en suelos pedregosos y poco evolucionados hasta en laderas de fuerte pendiente soleadas. Uno de los bosques también característico en la zona es el encinar orocantábrico endémico, de gran resistencia a condiciones como la sequía.

Presentes en este espacio están también especies de aves como el milano real (Milvus milvus), el alimoche (Neophron percnopterus), el halcón peregrino (Falco peregrinus) o el águila real (Aquila chrysaetos). Mamíferos como el murciélago pequeño de herradura (Rhinolophus hipposideros), el murciélago ratonero grande (Myotis myotis) o la nutria europea o paleártica (Lutra lutra) también viven en la Reserva, enclavada en una zona de tradición minera, en las últimas décadas de carbón, pero también de cobre, níquel o cobalto en el pasado.

 

RAG – DICYT

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés