Una vacuna a base de genes sintéticos podría curar definitivamente la garrapata en el ganado

La Federación Colombiana de Ganaderos (Fedegán) estima que la garrapata afecta al 80 por ciento de la población bovina colombiana. Una vacuna desarrollada en Brasil a base de genes sintéticos podría ser la cura definitiva. Las garrapatas causan disminución del apetito, irritación, anemia y daños en la piel. También transmiten microorganismos parásitos de la sangre causantes de la tristeza o fiebres de garrapata, asociadas con anemia, supresión de la producción de la leche y altos costos en tratamiento y mortalidad.

De acuerdo con Joaquín Patarroyo, profesor emérito de la Universidad Federal de Vicosa (Minas Gerais, Brasil), este ácaro se puede eliminar utilizando una vacuna sintética que él fabricó junto con su grupo de investigación.

Patarroyo, quien nació en Colombia pero ha trabajado en Brasil desde hace más de 20 años, comenta que el gran beneficio de esta vacuna es que conserva el medioambiente (su producción no contamina), y tanto la carne como la leche de la res no se infectan con los insecticidas y antiparasitarios que hoy se usan para su control. “No presenta efecto tóxico para el ganado ni se acumula en los tejidos del animal. Actúa únicamente sobre las garrapatas. Pruebas efectuadas con animales aislados en establos demostraron una eficiencia de 85%”, afirma el científico. Ésta se ha probado en más de 5.000 cabezas de ganado, gracias a un convenio con la tercera mayor hacienda productora de leche (35 mil litros por día) de Brasil.

Según comenta el investigador, “en aplicaciones subcutáneas en el ganado, dicha vacuna estimula la producción de anticuerpos en la sangre del animal contra la proteína producida por el intestino de la garrapata. Al ingerir la sangre, estos ácaros no logran procesarlo y se debilitan, dejando de poner huevos y de reproducirse”.

- Advertisement -

Otoniel Vizcaíno, profesor de Veterinaria de la UN, ha asegurado que estas vacunas no tienen ninguna influencia negativa para la salud humana, puesto que no contienen los contaminantes de los acaricidas normales. “Si se implementa el TLC y se tiene como control únicamente a los químicos, productos como la leche y la carne no serían aptos para exportar porque seguramente habrá niveles de contaminación para la salud que el mercado estadounidense no permitirá”.

Disminuir ostensiblemente la garrapata

Una vez se inicie la vacunación masiva de las cabezas de ganado, se calcula que será posible disminuir ostensiblemente la población de garrapatas de los campos en cinco o seis años.

Patarroyo explica que no se ha podido masificar su uso por la reglamentación que expide cada gobierno para sacar un producto de estas características al mercado. Sin embargo, esta vacuna ya tiene carta de patente en Australia, México, España, Portugal y Brasil.

 

www.dicyt.com

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés