Presentado un disco duro de nivel atómico

Científicos de IBM y el Centro Alemán de Ciencia Láser (CFEL) han construido la unidad de almacenamiento magnético de datos más pequeña del mundo. Utiliza sólo doce átomos por bit, la unidad básica de información, y comprime un byte completo (8 bits) en tan sólo 96 átomos. Un disco duro moderno, en comparación, todavía necesita más de 1.500 millones de átomos por byte.

El equipo presentó su trabajo en la revista Science el 13 de enero. La unidad se construyó átomo por átomo con la ayuda de un microscopio de efecto túnel (STM) en el Almaden Research Center de IBM en San José, California.

   Los investigadores construyeron un patrón regular de átomos de hierro para alinearlos en filas de seis átomos cada una. Dos filas son suficientes para almacenar un bit. Un byte correspondiente consta de ocho pares de filas de átomow. Se utiliza sólo un área de 4 por 16 nanómetros (un nanómetro es una millonésima de milímetro). «Esto corresponde a una densidad de almacenamiento que es cien veces mayor en comparación con un disco duro moderno», explica Sebastián Loth de CFEL, autor principal del trabajo.

   Los pares de filas de átomos tiene dos posibles estados magnéticos, en representación de los dos valores ‘0 ‘y ‘1’ de un bit clásico. Un pulso eléctrico de la punta del STM invierte la configuración magnética de uno a otro. Un pulso más débil permite leer la configuración, aunque los nanoimanes actualmente sólo son estable a una temperatura helada de menos 268 grados centígrados.

   «Nuestro trabajo va mucho más allá de la tecnología actual de almacenamiento de datos», dice Loth. Los investigadores esperan que las matrices de unos 200 átomos sean estables a temperatura ambiente. Aún tendrá que pasar cierto tiempo antes de que los imanes atómicos puedan ser utilizados en el almacenamiento de datos.

   Por primera vez, los investigadores han logrado dar trabajo a un tipo especial de magnetismo para el almacenamiento de datos, llamado antiferromagnetismo. A diferencia del ferromagnetismo, que se utiliza en los discos duros convencionales, los espines de los átomos vecinos dentro del material antiferromagnético son alineadas de forma opuesta, haciendo el material magnético neutral en un nivel mayor. Esto significa que las filas de átomos antiferromagnético pueden tener una separación mucho más estrecha, sin interferir magnéticamente entre sí. De este modo, se logra empaquetar los bits de sólo un nanómetro de distancia.

 

INNOVAticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés