‘Flujo’ y ‘Reflujo’, las naves que estudiarán el campo gravitatorio de la Luna

Un grupo de estudiantes de primaria ha bautizado como Ebb (Reflujo) y Flow (Flujo) a las naves gemelas de la misión GRAIL de la NASA, que a partir de marzo cartografiarán el campo gravitatorio de la Luna. Los nombres son los propuestos por los ganadores de un concurso en el que han participado 11.000 escolares de EEUU.

Las sondas lunares GRAIL-A y GRAIL-B ya tienen nuevos nombres: Flujo y Reflujo (en inglés se expresa al revés: Ebb and Flow). Así las han bautizado estudiantes de la Escuela Primaria Emily Dickinson de Bozeman, en Montana (EEUU), que han ganado un concurso al que se han apuntado 11.000 alumnos estadounidenses.

«Los 28 estudiantes de la clase ganadora realmente han dado en el clavo», dice María Zuber, responsable principal del proyecto e investigadora del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT). «Nos ha impresionado que los escolares se inspiraran en la investigación de GRIAL y su objetivo de medir la gravedad. Flujo y Reflujo captan realmente el espíritu de la misión».

El objetivo de la misión GRAIL (Gravity Recovery And Interior Laboratory) de la NASA es cartografiar con una precisión sin precedentes el campo gravitatorio de la Luna. Para ello se pusieron en órbita lunar a principios de este año las dos naves gemelas, del tamaño de una lavadora, para que comiencen a operar en tándem a partir de marzo.

La información que faciliten Flujo y Reflujo revelará las diferencias de densidad entre la corteza y el manto de nuestro satélite, además de ayudar a comprender mejor su estructura interna, evolución térmica y el historial de colisiones con asteroides. Los datos facilitarán la navegación de los futuros vehículos lunares.

GRAIL también es la primera misión planetaria de la NASA que lleva instrumentos totalmente dedicados a la educación y la divulgación. Cada una de las sondas incorpora una pequeña cámara denominada GRAIL MoonKAM (Moon Knowledge Acquired by Middle school students), que enfocará el área de la superficie lunar que seleccionen miles de escolares desde Tierra. De hecho, los ganadores del concurso serán los primeros en elegir.

«Las dos naves representan no sólo la gran ciencia, también la gran inspiración para nuestro futuro», señala Jim Green, director de la División de Ciencias Planetarias de la NASA en Washington. «Según vayan estudiando a nuestra vecina lunar, Flujo y Reflujo experimentarán casi el mismo movimiento que el de las mareas aquí en la Tierra».

 

INNOVAticias.comSINC

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés