Saturno. La luna Dione contiene oxígeno

Dione -descubierto en 1684 por el astrónomo Giovanni Cassini- orbita a Saturno en aproximadamente la misma distancia que nuestra propia luna órbita la Tierra.

Científicos del Laboratorio Nacional de Los Álamos (EE.UU) y un equipo internacional de investigadores ha anunciado el descubrimiento de iones de oxígeno molecular (O2 +) en la parte más alta de la atmósfera superior de Dione, una de las 62 lunas conocidas que orbitan alrededor del planeta anillado. La investigación fue publicada en Geophysical Research Letters y ha sido posible a través de instrumentos a bordo de la nave espacial Cassini de la NASA, que fue lanzada en 1997.

   Dione -descubierto en 1684 por el astrónomo Giovanni Cassini- orbita a Saturno en aproximadamente la misma distancia que nuestra propia luna órbita la Tierra. La pequeña luna tiene sólo 1.100 kilómetros de diámetro y parece estar compuesta de una capa gruesa de hielo de agua que rodea a un núcleo de roca más pequeño. A medida que orbita Saturno cada 2,7 días, Dione es bombardeada por partículas cargadas (iones) que emanan de la fuerte magnetosfera de Saturno. Estos iones chocan contra la superficie de Dione, desplazando los iones de oxígeno molecular en la fina atmósfera fina de Dione.

   Los iones de oxígeno molecular son finalmente despojados de la exosfera de Dione por la fuerte magnetosfera de Saturno.

   Un sensor a bordo de la nave espacial Cassini, llamado el Espectrómetro de Plasma de Cassini (CAPS), detectó los iones de oxígeno en la estela de Dione durante un sobrevuelo de la luna en 2010. Los investigadores de Los Alamos Robert Tokar y Michelle observaron la presencia de los iones de oxígeno.

   «La concentración de oxígeno en la atmósfera de Dione es más o menos similar a lo que se encontraría en la atmósfera terrestre a una altitud de cerca de 450 kilómetros», dijo Tokar. «No es suficiente para sostener la vida, pero – junto con las observaciones similares de otras lunas alrededor de Saturno y Júpiter – estos son ejemplos definitivos de un proceso por el cual puede haber una gran cantidad de oxígeno en los cuerpos celestes helados que son bombardeados por partículas cargadas o por fotones del Sol o de cualquier fuente de luz que esté cerca».

   Tal vez lo más interesante es la posibilidad de que en una luna con agua en el subsuelo, como Europa, la luna de Júpiter, el oxígeno molecular podría combinarse con carbono en los lagos del subsuelo para formar bloques de construcción de la vida. Futuras misiones a Europa podrían ayudar a desentrañar preguntas acerca de habitabilidad de esta luna.

innovaticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés