Arqueólogos griegos piden ayuda para salvar los monumentos

Desde que la crisis de deuda estalló en 2009, Grecia ha impuesto una serie de recortes de gastos para satisfacer a los prestamistas y evitar la bancarrota.

Varios arqueólogos griegos han pedido a los amantes del arte de todo el mundo que protesten ante las autoridades del país heleno contra los recortes de austeridad, que están haciéndose notar en los monumentos, templos y museos de la endeudada Grecia.

   Desde que la crisis de deuda estalló en 2009, Grecia ha impuesto una serie de recortes de gastos para satisfacer a los prestamistas y evitar la bancarrota. El presupuesto del Ministerio de Cultura se ha visto reducido en un 35 por ciento, y ha despedido a 2.000 personas, en su mayoría trabajadores con contratos temporales.

   Los recortes de presupuesto han golpeado con fuerza a museos y yacimientos arqueológicos, obligando a algunos a reducir los horarios de visita o cerrar, y despertando temores por el nivel de seguridad en algunos de sus tesoros arqueológicos más preciados.

   «Nuestra herencia cultural no está a la venta», dijo Despina Koutsoumba, responsable de la Asociación Griega de Arqueólogos. «No queremos que los mercados gobiernen nuestra herencia cultural, nuestra historia y nuestra democracia».

   Koutsoumba y otros arqueólogos griegos han hecho un llamamiento a los amantes del arte que protesten contra los recortes colocando carteles con frases como «Defiende la herencia cultural griega» frente a estatuas griegas en museos extranjeros, y colgando la foto en Internet.

   Esperan que la campaña convenza al gobierno de archivar sus planes de despidos en el sector público y de reducir aún más el presupuesto en 2012, lo que incluiría un 20 por ciento de rebaja en la financiación de seguridad en museos.

   Aunque los yacimientos de provincias se han llevado el grueso de los recortes, también grandes proyectos bandera como el museo de la Acrópolis, creado hace dos años, han sentido su efecto.

   «Necesitamos la ayuda de todo el mundo. No queremos que nuestros museos se conviertan en almacenes», dijo Koutsoumba, advirtiendo que otros países golpeados por la austeridad podrían encontrarse pronto en la posición de Grecia. «Lo que ha pasado aquí podría pasarles a otros países también».

   El ministro de Cultura y Turismo, Pavlos Yeroulanos, ha dicho que el Gobierno está haciendo todo lo que puede por proteger la herencia griega.

   Pero los arqueólogos dicen que los casi 7.000 arqueólogos, guardas y funcionarios actuales no bastan para cuidar adecuadamente de los museos, yacimientos y monumentos históricos de 20.000 años de antigüedad, que atraen a millones de turistas cada año.

   Tres obras de arte, incluyendo un picasso y otra del pintor holandés Piet Mondrian, fueron robadas en enero de la Galería Nacional de Atenas.

   Un mes después, ladrones armados saquearon un museo en Olimpia, lugar de nacimiento de los Juegos Olímpicos, robando objetos de bronce y alfarería. Yeroulanos ofreció su dimisión, que no fue aceptada.

   «Hoy es la Galería Nacional o el museo de Olimpia, pero mañana será el Louvre, el Coliseo y los museos de Alemania», dijo Koutsoumba. «Necesitamos un escudo de protección».

innovaticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés