La ‘cuna del lenguaje’

La mayoría de investigadores cree que los orígenes del lenguaje humano se remontan a África, y concretamente a la zona suroeste del continente. Pero un nuevo estudio realizado en la Universidad Ludwig Maximilian de Múnich (LMU, Alemania) cuestiona esta creencia, y para ello esgrime el argumento de que no existen datos suficientes que sostengan esta hipótesis.

La investigación contó con el respaldo del proyecto QUANTHISTLING («Modelización cuantitativa de la lingüística histórica comparada»), financiado con una subvención de inicio (Starting Grant) del Consejo Europeo de Investigación (CEI) por valor de 1,93 millones de euros al amparo del Séptimo Programa Marco (7PM) de la UE. Las conclusiones del estudio, publicado en la revista Science, destacan que la búsqueda del lugar de origen del lenguaje aún no ha acabado.

En 2011, Quentin Atkinson de la Universidad de Auckland (Nueva Zelanda) sugirió que el lenguaje surgió en el suroeste de África. El Dr. Atkinson basó esta hipótesis en un análisis comparativo del número de fonemas hallados en cerca de quinientos idiomas actuales. Los fonemas son las unidades de sonido más básicas (es decir consonantes, vocales y tonos) y establecen las diferencias semánticas en todos los idiomas. Los fonemas se utilizan en los lenguajes naturales y su número es muy elevado. Dicho investigador de Auckland descubrió que los grados más elevados de diversidad fonémica se encuentran en los idiomas hablados en el África suroccidental. También observó que el tamaño del inventario de fonemas en un idioma suele reducirse cuanto más lejos se sitúe de este lugar de África.

Para explicar sus descubrimientos, el Dr. Atkinson realizó una analogía con la genética poblacional. La ciencia ha hallado un efecto análogo con respecto a la diversidad genética humana y con cómo esta última disminuye gradualmente a medida que se distancia de África. Esto es lo que en términos científicos se llama «el efecto fundador». A medida que más humanos salieron de África, más se fue reduciendo la diversidad genética total existente en comparación a la de la población africana.

Pero el Dr. Michael Cysouw de la LMU y sus colaboradores muestran que la determinación del lugar de origen del lenguaje está supeditada a las características que se tengan en cuenta. Así pues, en su opinión, la cuna del lenguaje bien podría ubicarse en África, pero hay las mismas probabilidades de que se encuentre en cualquier otro lugar del planeta.

 

innovaticias.com

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés