El equilibrio de las personas con discapacidad física mejora con plataformas de vibraciones

La investigación, iniciada en 2010 a través de un proyecto de la Consejería de Sanidad de la Junta de Castilla y León, trata de paliar uno de los problemas asociados a la discapacidad física como es la pérdida de equilibrio

El Centro de Investigación en Discapacidad Física (Cidif) de la Asociación de Parapléjicos y Grandes Discapacitados Físicos (Aspaym) de Castilla y León estudia la mejora del equilibrio en personas con discapacidad física mediante el uso de plataformas de vibraciones. La investigación, iniciada en 2010 a través de un proyecto de la Consejería de Sanidad de la Junta de Castilla y León, trata de paliar uno de los problemas asociados a la discapacidad física como es la pérdida de equilibrio, lo que origina un incremento en el número de caídas de estas personas.

“Queríamos tener unos datos de referencia para compararlos con los de las personas que tienen discapacidad”, apunta Juan Azael Herrero, director del Cidif, que ha liderado un estudio sobre la mejora del equilibrio de las personas con discapacidad y sobre cómo modificar y mejorar este equilibrio. 

En primer lugar se elaboró una base de datos sobre equilibrio en personas sanas con el apoyo de cerca de 150 voluntarios de la Universidad Europea Miguel de Cervantes de Valladolid. Durante ocho semanas, los investigadores aplicaron una serie de vibraciones a los pacientesy valoraron su equilibrio. En concreto, participaron 22 pacientes que se dividieron en dos grupos, uno experimental y uno control.

Mientras que el grupo experimental recibió 17 sesiones encima de la plataforma, el grupo control se ubicó en la misma posición pero no recibió vibraciones. Los resultados de este trabajo, que han sido publicados recientemente en la revista de la Asociación Española de Fisioterapeutas, ponen de manifiesto que las vibraciones de cuerpo completo mejoran el equilibrio en estos pacientes y podrían inducir unos beneficios mayores respecto al ejercicio isométrico en determinados casos.

Desde sus inicios, una de las líneas del Cidif es el trabajo con plataformas de vibraciones, por lo que decidieron llevar a cabo un estudio piloto para determinar cómo se deben aplicar estas vibraciones para que el equilibrio de los pacientes mejore. En base a los resultados obtenidos, pusieron en marcha un estudio piloto con personas que habían sufrido un accidente cerebrovascular y que, como consecuencia, padecían hemiparesia, un trastorno motor que afecta a la mitad del cuerpo.

Valoraciones del sistema músculo-esquelético

Desde su puesta en marcha oficial en mayo de 2009, el Cidif ha continuado con su actividad principal, “la realización de valoraciones a las personas que se incluyen en el programa de rehabilitación”. Estos estudios del sistema músculo-esquelético permiten orientar y personalizar las terapias que el paciente va a recibir y, posteriormente, analizar objetivamente la eficacia de la rehabilitación llevada a cabo. “Ésta fue la razón principal por la constituimos el centro”, subraya Herrero.

Entre estos recursos materiales se encuentra un sistema de captura y análisis del movimiento en 3D, un aparato compuesto por siete cámaras que capta los movimientos que realiza el paciente (como la marcha o la propulsión en silla de ruedas). Las imágenes son recogidas por un ordenador, lo que permite analizarlas posteriormente y asesorar al paciente, dado el caso, sobre el uso de órtesis, prótesis o la efectividad de la rehabilitación.

El centro cuenta además con un aparato de densitometría para valorar la densidad ósea, esencial en el diagnóstico de la osteoporosis; y con un ecógrafo, para determinar el grado de atrofia muscular, los cambios experimentados en los tejidos en respuesta a los tratamientos o la activación del riego sanguíneo con diferentes medios, como plataformas de vibraciones.

Asimismo, dispone de una plantilla de presiones para silla de ruedas que permite conocer las zonas de presión al sentarse y adaptar el grado de hinchado del cojín, y también de plataformas de fuerza que se utilizan, principalmente, para valorar el equilibrio. Finalmente, cuenta con sistemas de valoración de la fuerza y la potencia muscular y se determina si las adaptaciones a la rehabilitación o al desuso se deben a factores neuronales.

SincECOticias.cominnovaticias.com

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Otras noticias de interés