La investigación biomédica salmantina se une para avanzar

El Instituto de Investigación Biomédica de Salamanca (IBSAL) trata de optimizar el trabajo que realizan los científicos del área sanitaria de Salamanca con grupos de la Universidad, el CSIC, el Hospital y Atención Primaria

La reciente creación del Instituto de Investigación Biomédica de Salamanca (IBSAL) tiene como principal objetivo optimizar el trabajo de los científicos del área sanitaria que trabajan en la capital salmantina. Con el Hospital Universitario de Salamanca como eje central, la idea es poner en contacto a quienes realizan investigación básica en la Universidad de Salamanca y otros centros y quienes se dedican a los estudios clínicos en contacto con los pacientes.

 

Por eso, además del centro hospitalario, participan en este proyecto grupos de investigación de Atención Primaria del Área de Salud de Salamanca; grupos del Centro de Investigación del Cáncer (CIC), que pertenece a la Universidad de Salamanca y al Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC); grupos de diversos departamentos y facultades de la propia Universidad de Salamanca; y la totalidad de los grupos del Instituto de Neurociencias de Castilla y León, también de la institución académica salmantina.

 

“No es que hayamos creado algo nuevo, se trata de unir y organizar lo que ya tenemos”, explica Ángeles Almeida, subdirectora científica del IBSAL. En cualquier caso, “es fundamental para la investigación biomédica, sobre todo en Salamanca”, asegura. “La única vía para llegar a tener una investigación biomédica de excelencia es poner en contacto a los grupos de la Universidad que están realizando muy buena investigación básica en un determinado tema con grupos de investigación clínica que se ocupan de ese mismo tema en contacto con los pacientes en el Hospital”, indica.

 

Instituto de Salud Carlos III

 

El modelo parte del Instituto de Salud Carlos III, dependiente en la actualidad del Ministerio de Economía y Competitividad. Hace años planificó la creación de institutos de investigación sanitaria para mejorar la investigación en los hospitales, separando la actividad investigadora de la asistencial y docente con el propósito de optimizar la gestión de los fondos que se destinan a los estudios científicos.

 

Siguiendo este modelo y tratando de aprovechar todo el potencial investigador que tiene Salamanca en el área biomédica, el IBSAL se crea en marzo de 2011, implicando a tres instituciones: la Consejería de Sanidad de la Junta de Castilla y León, la Universidad de Salamanca y, más tarde, el CSIC, que se une a la iniciativa en febrero de 2012.

 

En la actualidad, el IBSAL ya es un instituto de carácter autonómico y se prepara para su acreditación nacional por parte del Instituto Carlos III. Sus responsables esperan lograrlo en los próximos meses tras cumplir los requisitos científicos y administrativos. El nuevo instituto tendrá independencia para autogestionar la investigación que realiza y para crear, por ejemplo, un plan formativo propio que, de hecho, ya está funcionando, además de una comisión que gestione la investigación.

 

Los responsables del proyecto tienen claras las ventajas. “Va a generar riqueza en Salamanca”, afirma la subdirectora científica del IBSAL, por el hecho de que el instituto podrá reinvertir en nuevos proyectos los beneficios que obtenga de la investigación. Además, una vez que se integre en el Carlos III podrá optar a las convocatorias que ofrece este organismo para la obtención de recursos humanos y de infraestructuras dirigidas a los institutos de investigación sanitaria. Todo ello configura interesantes perspectivas para la investigación biomédica en tiempos difíciles.

DiCYTECOticias.cominnovaticias.com

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés