Volvo reinventa la seguridad con el V40

El airbag para peatones nace con el fin de suavizar las consecuencias si es imposible evitar la colisión con un peatón. En Europa, el 14% de los fallecidos en accidentes de tráfico son peatones

El fabricante sueco de automóviles Volvo Car ha llevado a cabo una revolución en materia de seguridad con su nuevo V40, gracias a equipamientos como el sistema anti-colisión, el sistema de detección de peatones (único en su categoría) o el airbag para peatones, el primero del mundo.

   El airbag para peatones nace con el fin de suavizar las consecuencias si es imposible evitar la colisión con un peatón. En Europa, el 14% de los fallecidos en accidentes de tráfico son peatones. En Estados Unidos la cifra es del 12%, y en China se eleva al 25%.

   En el nuevo Volvo V40, los parachoques delanteros cuentan con unos sensores que registran el contacto físico entre el coche y el peatón.   En tal caso, el extremo trasero del capó se libera y se eleva al mismo tiempo por el despliegue de un airbag. El airbag inflado se sitúa debajo del capó elevado, y cubre además una tercera parte del parabrisas, con lo que el sistema «protege» al peatón y ayuda a reducir la gravedad de las eventuales lesiones que pudieran producirse.

SISTEMA DE DETECCIÓN DE PEATONES.

   Pero, pensando también en la seguridad de los viandantes, el Volvo V40 cuenta con un sistema de detección peatones con frenado automático, que permite detectar si una persona se mete en la vía en la trayectoria del coche. Si el conductor no responde a tiempo, e coche avisa e incluso activa los frenos de forma automática.

   Este sistema, único en la categoría del Volvo V40 y capaz de detectar peatones con una altura con una altura mínima de 80 centímetros, cuenta con una unidad de radar integrada en la parrilla del vehículo, una cámara situada en frente del espejo retrovisor interior y una unidad de control central.

   En caso de emergencia, se activa una señal acústica, acompañada de una luz parpadeante en el parabrisas. Si el conductor no reacciona, los frenos se activan automáticamente con toda su potencia. El sistema puede evitar por completo atropellos en velocidades de hasta 35 kilómetros por hora. A valores superiores, la prioridad es reducir al mínimos la velocidad para minimizar el riesgo de lesiones graves.

   El Volvo V40, que puede acogerse al Plan PIVE de incentivos a la compra en todas sus versiones, dispone también del sistema City Safety, concebido para evitar impactos traseros en el tráfico urbano. El 75% de esta colisiones producen a velocidades muy bajas (menos de 30 kilómetros por hora) y en el 50% de los casos el conductor no había frenado en absoluto.

SISTEMA CITY SAFETY AVANZADO.

   El City Safety avanzado, que se estrena en el V40, se activa ahora a velocidades de hasta 50 kilómetros por hora (antes hasta 30 kilómetros por hora). Este sistema está pendiente del tráfico de los vehículos delanteros gracias a un sensor láser integrado en la parte superior del parabrisas.

   El coche frena automáticamente si el conductor no consigue reaccionar a tiempo cuando el vehículo que le precede reduce su velocidad o se detiene, si el automóvil se dirige demasiado rápido hacia un vehículo parado. La colisión puede evitarse totalmente si la diferencia de velocidad entre los dos vehículos es inferior a 15 kilómetros por hora.

   Estos sistemas y otros como el de advertencia de cambio de carril, el de información de puntos ciegos, el de alerta de tráfico cruzado, el de reconocimiento de señales de tráfico o las luces largas activas convierten al V40 en el vehículo más seguro e inteligente de la historia de Volvo.

innovaticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés