El asma y la apnea del sueño

Investigadores de la Universidad de Wisconsin, en Estados Unidos, han identificado un nuevo factor de riesgo potencial para la apnea obstructiva del sueño: el asma, según concluye su estudio Wisconsin Sleep Cohort, realizado con datos de los Institutos Nacionales de Salud y en el que se analizó a aproximadamente 1.500 personas desde 1988.

 Los expertos encontraron que los pacientes con asma tuvieron 1,7 veces más probabilidades de desarrollar apnea del sueño después de ocho años.

   La conexión entre el asma y la apnea obstructiva del sueño (AOS) fue aún más fuerte entre los participantes que desarrollaron asma cuando eran niños, ya que la aparición en la infancia el asma se asoció con 2,34 veces la probabilidad de desarrollar apnea del sueño, tal y como se detectó en este estudio, que presentará Mihaela Teodorescu, profesora asistente de Medicina en la Universidad de Winsconsin en la reunión anual de la Sociedad Americana del Tórax.

   Los investigadores también descubrieron que la duración del asma afectó las posibilidades de desarrollar apnea del sueño. Por cada incremento de cinco años de duración del asma, las posibilidades de desarrollar AOS después de ocho años aumentaron en un 10 por ciento.

Los participantes en el ‘Wisconsin Sleep Cohort’, con edades entre los 30 y 60 años en 1988, fueron examinados cada cuatro años en el laboratorio mediante polisomnografía, evaluaciones clínicas y cuestionarios de salud. Los autores se centraron en 773 participantes que no tenían AOS (índice de apneas-hipopneas durante el sueño <5) cuando se unieron al estudio y luego determinaron si su estado de apnea del sueño había cambiado después de ocho años.

   El estudio se ajustó para las variables conocidas que contribuyen a la apnea del sueño, incluyendo edad, sexo, índice de masa corporal (IMC), tabaquismo, número de bebidas alcohólicas a la semana y la congestión nasal, además de tener en cuenta los cambios en el IMC y la adición de nuevos casos de asma.

   Durante el periodo de seguimiento de ocho años, 45 sujetos desarrollaron asma y ??eran un 48 por ciento más propensos a desarrollar apnea del sueño, pero debido a que el tamaño de la muestra era pequeño, el aumento carecía de significación estadística. Según el profesor asistente de Ciencias de la Salud de la Población e investigador principal, Paul Peppard, un 48 por ciento

representa «una gran diferencia», por lo que considera que exige un estudio de seguimiento para su confirmación, que podría tener, a su juicio, «una gran relevancia clínica».

«Por ahora, tiene sentido que los médicos consideren la historia de asma, así como los factores más tradicionales asociados a la AOS como la obesidad, a la hora de decidir si se debe evaluar a los pacientes de AOS en un análisis del sueño», afirma.

   Tras considerar esta investigación como «fuerte estudio de observación», Peppard dijo que no se llega a establecer la causalidad entre el asma y la apnea del sueño, por lo que juntao al doctor Teodorescu tiene planeado continuar sus estudios durante al menos otros cuatro años para examinar la conexión entre el asma y la apnea del sueño por un plazo aún más largo.

 

INNOVAticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés